Local

Superar las barreras del barrio

La igualdad de oportunidades para todos los seres humanos es reconocida legalmente, pero el lugar de nacimiento sigue marcando las posibilidades de cada persona. El proyecto Atenea lucha contra ello en cuatro barrios marginales, donde ha facilitado la inserción laboral de 39 vecinos

el 14 sep 2009 / 21:41 h.

TAGS:

La igualdad de oportunidades para todos los seres humanos es reconocida legalmente, pero el lugar de nacimiento sigue marcando las posibilidades de cada persona. El proyecto Atenea lucha contra ello en cuatro barrios marginales, donde ha facilitado la inserción laboral de 39 vecinos, en su mayoría mujeres.

El Puche (Almería), San Martín de Porres (Córdoba), El Torrejón y la barriada Alcalde Sayago (Huelva) y Cruz Verde-Lagunillas (Málaga) son zonas de transformación social en el proyecto Atenea, una medida de inclusión social desarrollada por la Junta con ayuda de fondos europeos. Los tres primeros son barrios jóvenes con unas tasas de analfabetismo y paro superiores a la media de las ciudades en las que se inscriben, especialmente entre las mujeres. El barrio malagueño es, por contra, una zona envejecida con un porcentaje de vecinos con formación universitaria similar al resto de la ciudad pero con mayor incidencia del desempleo, de nuevo sobre todo en las mujeres.

El proyecto ha permitido que 78 personas, la mayoría mujeres, realizaran prácticas en empresas; 39 de ellas han logrado un empleo o han creado su propia empresa.

Es el caso de la cordobesa Encarnación Domínguez que, tras hacer un curso y prácticas de arte floral, abrirá su propia floristería en 2008. "No ha podido ser en mi barrio porque no había local, pero tengo al barrio entero pendiente de mí y en cuanto pueda contrataré a alguien", explica. Hasta ahora, había trabajado en el campo, limpiando o vendiendo flores en mercadillos, pero se muestra ilusionada ante la idea de tener su propio negocio, algo que a su marido "le está costando trabajo aceptar".

Yolanda Molina, de Málaga, lamenta que el programa se acabe ya porque "haría falta más tiempo". Con 41 años y cinco hijos nunca había trabajado. Ha hecho un curso de vigilante de seguridad y prácticas durante dos meses. Su próximo reto es sacarse el Graduado Escolar.

La consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, Micaela Navarro, clausuró ayer un seminario que pone fin al proyecto, desarrollado entre 2005 y 2006, y destacó que el perfil de los participantes es el de "mujeres jóvenes, muchas de ellas de etnia gitana". Han surgido 17 iniciativas emprendedoras, algunas mediante la asociación de empresas ya existentes en los barrios.

  • 1