Deportes

Superávit tras un ejercicio que dejó al club "al borde del abismo"

El consejo del Sevilla aprueba sus cuentas sin oposición y admite que habrá que vender jugadores.

el 16 dic 2011 / 19:44 h.

El presidente del Sevilla ha puesto de relieve "la verdadera realidad" del club durante su discurso en la plácida Junta General de Accionistas celebrada este viernes. José María del Nido ha destacado las consecuencias que la eliminación en primera ronda de la Champions 2010/11 ha supuesto a la hora de sacar la nave adelante. Sin competición continental, los recursos sólo dan para pelear por quedar "entre el quinto y el décimo puesto".


Según los datos expuestos por José María Cruz, director general de la entidad, el balance del ejercicio 2010/11 presenta unos ingresos de casi 100 millones (99.932.000) y unos gastos de 99.507.841, por lo que el resultado es de +424.605 euros. Las cuentas fueron aprobadas por el 99,6% del capital presente en la sala (61,5% del total), siendo la deuda neta a 30 de junio de 2011 de 36 millones.


Dentro del capítulo de ingresos, 9,4 millones fueron por competiciones (taquillas de Liga, Copa y competición europea), cifra muy inferior a la registrada cuando el equipo siguió en la Champions (unos 30); por abonados y socios, 15,3; por televisión, 38,9; por comercialización, publicidad y marketing, 18; y por operaciones de enajenación de activos (venta de jugadores), 13.


En lo que al capítulo de gastos se refiere, Cruz destacó que la mayor partida dentro de éste, los de personal, ascendieron a unos 57 millones (52,5 de los cuales de técnicos, primera plantilla y resto de equipos de la entidad).


Cruz cerró su alocución con una frase rotunda: "Habrá que apretarse el cinturón".
En su discurso, Del Nido destacó la labor realizada para sortear los problemas y habló de "un éxito económico, social y deportivo". "Por novena temporada, el consejo que presido presenta un balance de gestión que arroja números azules en la temporada más difícil en este ámbito desde que nosotros dirigimos el club. Con un presupuesto de unos 100 millones, la eliminación ante el Braga nos dejó al borde del abismo económico, con unas pérdidas previstas a agosto de 2010 de unos 30 millones, que de una u otra forma era la cantidad que habíamos previsto ingresar por Champions o por Champions y Europa League, reduciéndose los ingresos por esta última competición a 6 millones", explicó.

"Sólo los traspasos de Adriano -con un beneficio a día de hoy de 10,5-, Konko, Zokora, Squillaci, Sergio Sánchez y cantidades finales percibidas por Alves y Martí, así como la mejora del contrato televisivo íntegra, cifrada en alrededor de 16 millones y el haber aplicado a reservas la mejora del contrato de televisión que fijamos en el presupuesto del año pasado, de alrededor de 5 millones, rebajando los fondos propios de esta cantidad, nos permitió cerrar el ejercicio con superávit de algo más de 400.000 euros", argumenta.

Del Nido reconoce que "la mayor parte de los esfuerzos fueron encaminados a recuperar el descalabro económico". "Jamás habíamos podido pensar que la situación que nos provocó ese suceso deportivo iba a costar tantísimo recuperar desde el punto de vista económico. Era nuestra obligación por haber asumido tanto riesgo", dijo.


Según anunció, el balance de gestión en la próxima junta también será crudo. "El desequilibrio presupuestario provisional de la temporada 11/12, entre la falta de ingresos por la eliminación en la Europa League, pérdida de contratos de patrocinio, menor recaudación por abonos y otros conceptos podría superar los 15 millones, que tendremos que reducir al máximo en lo que queda de temporada con ingresos ordinarios nuevos, reducción de gastos presupuestados y beneficios por traspaso de jugadores".


El presupuesto para el nuevo ejercicio es de 92 millones, tanto de ingresos como de gastos, y queda claro que habrá que vender jugadores para subsistir.


Esta es, según el presidente, "la verdadera realidad". "Que nadie se llame a engaño. Estamos en una de las cinco provincias con más paro de España, en una de las tierras más pobres del país. Será muy difícil aglutinar un plantel similar al de los últimos años. Ya hablamos de fin de ciclo y en ello estamos", dice, que se agarra a "un reparto de los derechos de televisión más justo, aunque aún no hay un horizonte claro".

  • 1