sábado, 15 diciembre 2018
14:19
, última actualización
Local

‘Superhéroes’ de Alcosa

Un peluquero, una ama de casa y un jubilado protagonizan, entre otros, un singular documental sobre la evolución del barrio gracias a la movilización. El estreno es mañana

el 19 nov 2014 / 12:00 h.

De izquierda a derecha: Bernabé Barrera, Toñi Vidal, Chari Cáceres y Antonio Muñoz. Foto: Carlos Hernández De izquierda a derecha: Bernabé Barrera, Toñi Vidal, Chari Cáceres y Antonio Muñoz. Foto: Carlos Hernández Sus poderes no son sobrenaturales, aunque sí su coraje. Ni capa ni antifaz ni mallas ajustadas. A cara descubierta y con el uniforme del convencimiento de que «otro barrio es posible», se han desvelado todos estos años, robándole horas a la familia y al trabajo. Sus vidas bien podrían protagonizar cualquier película de superación, dignas del mejor guión de cine social. Por ello, el Parque Alcosa extiende mañana su alfombra roja para recibir a sus vecinos Superhéroes en la premier del documental que han realizado gracias a iniciativa del Taller de Comunicación del Proyecto Barrios en Transición que desarrolla la Universidad de Arquitectura de Sevilla con el patrocinio de la Junta de Andalucía y la colaboración de centros educativos y asociaciones. La cita es mañana a las 18.30 horas en el Teatro del Centro Cívico Alcosa. ¿Qué tienen en común un peluquero, un ama de casa y un jubilado? En principio, nada. Aunque a todos ellos les mueve su compromiso por el Parque Alcosa. Y no ahora. Sino cuando echaba a andar el barrio y estaba «todo por hacer». Antonio Muñoz todavía se sonroja cuando se refieren a él como héroe. «Somos todos», aclara con humildad al tiempo que añade el nombre de «grandes históricos» del movimiento vecinal, como Paco el zapatero, Juan el minero, Miguel el panadero o el maestro-escuela Eduardo, con quienes compartió más de una trinchera reivindicativa para que Alcosa tuviera «mercado, farmacia, colegios y accesos dignos». A sus 66 años, Antonio dice que siempre le tocaba llevar el megáfono en la cabecera de las movilizaciones: «Como siempre he tenido buena voz, pues ahí que iba a gritar las proclamas». De todas ellas, hay una cantinela que aún ronda por su cabeza: «Colegios sí, tabiques no», rescata del subconsciente mientras señala «el miedo» que pasaban en las primeras acciones allá por los años 70, cuando no había llegado la democracia: «Tenía tres hijos pero unas ganas de libertad y de democracia tremendas que nos llevaba a movilizarnos y pedir mejoras para Alcosa», sentencia convencido. Junto a Antonio se encontraba también Bernabé Barrera. El que llegara a crear la asociación de pequeños y medianos empresarios del barrio tenía también su papel reservado en esta lucha. Le tocaba hacer la cartelería en los ratos muertos –«pocos, la verdad»– que le dejaban sus tareas de lavado de cabeza y corte de pelo. Por su peluquería de la calle Nuevo Centro Comercial han pasado varias generaciones de vecinos. A quienes cambiaban su look, pedía también «su firma para esto o aquello». «Éramos todos una piña. Cada cual colaboraba como podía», resalta este incondicional de la causa de Alcosa que también estuvo metido en las ampas de los colegios y más tarde en las peñas. A Toñi Vidal el barrio le dio una segunda oportunidad. Desde los 14 años ha tenido que «servir en las casas» para ayudar en la suya. Hace unos años pudo recuperar el tiempo en el centro de adultos: «Me saqué el graduado escolar. Antes leía lo justo y mal. Ahora soy capaz de hacerlo del tirón», indica esta antigua vecina de Lebrija que está involucrada en la asociación de mujeres Nosotras Parque Alcosa y que quiere que quien visualice este documental se lleve el siguiente mensaje: «Hay que participar, unirnos todos para conseguir cosas en nuestros barrios». Un argumento que Toñi pone en práctica cada vez que se sube al escenario para representar alguna obra de teatro en el barrio: «Hemos hecho Prohibido prohibir y Señora. Es un teatro social y reivindicativo del que siempre hay algo que aprender», concluye mientras recuerda que una de las mejores cosas que se han hecho es el Parque del Tamarguillo, la biblioteca o el centro de adultos aunque también que «hay mucho por hacer» para lo que llama a «más héroes de barrio».

  • 1