Local

Supersol despedirá a 35 empleados en Sevilla

Ha planteado 229  extinciones de contrato en Andalucía, lo que  supone el 63,6% del total de despidos en todo el país

el 14 dic 2012 / 14:34 h.

TAGS:

La cadena de supermercados Supersol Spain ha planteado 229 extinciones de contrato en cinco provincias de Andalucía, lo que supone el 63,6 por ciento del total de despidos en todo el país, cifrado en 360 extinciones contractuales, según han indicado a Europa Press fuentes de CCOO. En Sevilla, son 35 las extinciones de contrato previstas.

Las fuentes han explicado que en las reuniones mantenidas esta semana, la empresa ha planteado las extinciones de 360 puestos de trabajo en España, de los que en Andalucía se pretende despedir a 229 personas.

Por provincias, Cádiz aglutina al 25 por ciento del total de despidos, que son en torno a 100 trabajadores; Málaga aglutina al 17,53 por ciento de despidos, con unos 63 empleados afectados; Sevilla, el 9,96 por ciento de afectados, con unos 35 afectados; Huelva aglutina al 4,78 por ciento de afectados, con unos 17 despidos; y Granada, con un cuatro por ciento de afectados, en torno a 14 empleados. En las provincias de Jaén y Almería no se contemplan extinciones de contrato.

En cuanto al resto de España, Madrid aglutina el 19,92 por ciento de despidos, en torno a 71 despidos; Las Palmas, el 3,59 por ciento, que son en torno a 12 trabajadores; Melilla, que aglutina al 0,4 por ciento de despidos, apenas uno o dos afectados, al igual que ocurre en Murcia, Cáceres o Avila.

Tenerife aglutina el 1,2 por ciento de despidos, que son en torno a cuatro trabajadores; Toledo aglutina al 3,1 por ciento, que son en torno a 11 trabajadores; Guadalajara aglutina al 3,5 por ciento de despidos, que son en torno a 12 trabajadores; o Ceuta, que suma el 2,39 por ciento de afectados, en torno a ocho trabajadores.

Fuentes de CCOO-A lamentan que en la reunión de la mesa negociadora celebrada esta semana "ha habido pocos avances" y "en lo sustancial siguen planteando una serie de recortes que merecieron una valoración negativa por parte del conjunto de la representación sindical".

Así, sobre la propuesta inicial de la empresa, ésta planteó, a la vista de la posición de los representantes sindicales, que retiraba su pretensión sobre el plus de peligrosidad y penosidad, y en consecuencia quedaría en los actuales términos del convenio vigente.

En materia de jornada retiraba su pretensión de unificar criterio en vacaciones y por tanto quedaría en los términos actuales. Con respecto a los días de asuntos propios también retiraba su pretensión con la salvedad de incluir un añadido sobre su disfrute cuando coincidiese más del diez por ciento de peticiones en una tienda.

En cuanto a la distribución irregular de la jornada, plantearon que el máximo de jornada irregular quedase fijado en el 30 por ciento, mientras que sobre la parrilla de concreciones horarias para las reducciones legales, plantearon que estas fueran orientativas quedando salvaguardado el derecho de la trabajadora o trabajador a su decisión.

Asimismo la empresa concretó sus planteamientos en clasificación profesional, así como las tareas correspondientes a estos grupos profesionales; y además plantea la movilidad en el seno de los grupos profesionales conforme establece la normativa, pero añade determinadas tareas que serian comunes a todos los grupos.

Además, en relación con su propuesta sobre la reducción salarial, "hicieron un primer planteamiento que reducía su primera pretensión en los diferentes tramos propuestos de tal manera que transformaban parte de esa reducción en un variable condicionado a los resultados de la empresa y al margen, mientras que en un segundo planteamiento concretaron su pretensión de reducción sobre los tramos propuestos".

De esta forma, según las fuentes sindicales, su planteamiento se centra en "una paga menos y un porcentaje adicional dependiendo del tramo, que quedaría pendiente de la consecución del incentivo, que no desarrollaron como actuaría, y a partir del tramo dos una perdida que iría desde el uno al ocho por ciento, respectivamente".

Ante este planteamiento, la representación sindical reitera su posición de que "ciertos tramos, los que están en convenio, tenían que quedar exentos de cualquier reducción salarial y que de haber alguna reducción esta debería actuar exclusivamente sobre los que tengan conceptos por encima de lo establecido en convenio, es decir por encima del salario base, antigüedad, plus transporte y antigüedad".

"MALA GESTION HISTORICA"

Los sindicatos asimismo no aceptarán "nada más que hasta el 10 por ciento de distribución irregular de la jornada" y consideran que se debería fijar cual sería la jornada máxima, la mínima y cuantos días a la semana se harían de jornadas máximas, mientras que en relación con los asuntos propios, propone mantenerlos en los actuales términos.

Asimismo insiste en que "cualquier reducción tendría que ser temporal y debería fijarse un mecanismo automático para revertir en la situación de partida".

"Poco movimiento se ha producido sobre las pretensiones iniciales del empresa especialmente en su intento de reducción en materia salarial y eso dificulta de manera muy importante que en este momento podamos vislumbrar una posibilidad de acercamiento y en consecuencia de un posible acuerdo", han aseverado fuentes de CCOO, quienes rechazan las medidas planteada, tanto en reducción del salarios, como cierres de tiendas y despidos.

Como alternativas, el sindicato plantea "un plan de viabilidad que contemple, un plan comercial expedientes de suspensión, bajas voluntarias y un acuerdo sobre la flexibilidad interna, ya que estamos convencidos que Supersol es rentable y actualmente si se encuentra en caída de ventas es por la mala gestión que habido históricamente por los distintos gestores que ha habidos estos años".

 

  • 1