Susana Díaz asegura que no se cerrará ninguna facultad universitaria

Argumenta que la "fortaleza" del sistema universitario andaluz es su implantación en el territorio, que garantiza que todos los jóvenes puedan acceder a la educación superior "en igualdad de condiciones".

el 20 may 2014 / 12:12 h.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha asegurado hoy que no se cerrará ninguna facultad porque la "fortaleza" del sistema universitario andaluz es su implantación en el territorio, que garantiza que todos los jóvenes puedan acceder a la educación superior "en igualdad de condiciones". En una entrevista en la red de televisiones locales 8 Andalucía, Díaz ha respondido de esta forma al ser preguntada sobre las recientes manifestaciones del consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, quien aseguró que la Junta prepara un plan para mejorar el capital humano mediante la reforma de las titulaciones universitarias, sin descartar cerrar facultades con pocos alumnos. "En absoluto", ha replicado Díaz, quien ha dicho que las declaraciones del consejero son reflexiones "puramente personales" que no se corresponden con la voluntad del Gobierno y, aunque ha admitido que la actual implantación del sistema universitario en Andalucía exige "un esfuerzo mayor de inversión", ha asegurado que la Junta seguirá apostando por este modelo porque hay familias que ni siquiera pueden pagar las matrículas fraccionada en dos plazos. Estudiantes preparando los exámenes de selectividad en una biblioteca pública. (A. J. Gómez) Las declaraciones del consejero ya tuvieron su réplica por parte de la Universidad de Sevilla, a la que ahora se suma también las de los decanos de las Facultades de Comunicación de Sevilla y Málaga. En un comunicado, recuerdan que "una de las funciones de la Universidad es la preparación de sus estudiantes para el ejercicio de la actividad profesional y el acceso al mundo laboral. Para nosotros queda fuera de toda duda la importancia de la necesaria relación de la Universidad con las empresas y con el mercado de trabajo. Sin embargo, la universidad pública cumple además otra función, trascendental en cualquier sociedad desarrollada: la generación, desarrollo y difusión del conocimiento al servicio de la sociedad y de la ciudadanía. Por tanto, las universidades no deben estar, en modo alguno, supeditadas a los intereses, demandas y requerimientos del mundo empresarial, sino que deben, por el contrario, mantener entre sí una estrecha relación de cooperación". Asimismo, continúan "En las facultades andaluzas de Comunicación se imparte docencia y se hace investigación, vinculadas no sólo a la titulación de Periodismo, sino también a las de Comunicación Audiovisual y de Publicidad y Relaciones Públicas, tanto en Grado como en Másteres y Doctorados. Este catálogo de titulaciones permite formar y dotar de competencias a profesionales y expertos en materias que hoy son centrales en una sociedad que se autodenomina de la Información y de la Comunicación". Por ello, los decanos consideran que las declaraciones del consejero "resultan alarmantes por esta visión instrumentalista, vinculada a ideas como “lo que se necesitan son ingenieros y especialistas en tecnologías”, que acaban menospreciando la aportación de las Humanidades y de las Ciencias Sociales al desarrollo económico y a la construcción de la sociedad democrática. Estas aseveraciones colocan a nuestras áreas de conocimiento y de especialización en un plano secundario. En este sentido, el Consejero debiera conocer que los nuevos perfiles profesionales emergentes de nuestras carreras de Comunicación están también vinculados directamente a las innovaciones tecnológicas y a los entornos digitales".

  • 1