Susana, candidata en firme

La Comisión de Garantías valida los 21.179 avales de la única aspirante. La consejera será proclamada oficialmente candidata a la Junta el miércoles.

el 21 jul 2013 / 18:15 h.

A Susana Díaz solo le queda un último formalismo para convertirse en la primera mujer del PSOE-A en optar a las elecciones autonómicas. El miércoles será proclamada oficialmente candidata en el Comité Director del partido –máximo órgano entre congresos– y la única incógnita ya es cuándo José Antonio Griñán le cederá el testigo en la Presidencia de la Junta, un escenario que cada día parece más inminente. La Comisión de Garantías Electorales del PSOE andaluz procedió ayer a la proclamación definitiva de Susana Díaz Pacheco como candidata y consideró ya oficiales y definitivos los datos del recuento y la validación de avales al haber finalizado el plazo de 48 horas para la presentación de recursos y alegaciones. Este órgano del partido confirmó que la consejera de la Presidencia es la única aspirante a las primarias, según informó a través de un comunicado. Ninguno de sus rivales, ni el consejero de Agricultura, Luis Planas; ni el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez, ni por supuesto el militante de Torrox Marcos Encinas, lograron reunir el 15% de avales necesarios para concurrir a las primeras primarias del partido, que se cierran sin urnas. Finalizado ya el plazo de 48 horas para la presentación de recursos y alegaciones, la Comisión de Garantías hizo ayer oficiales y definitivos los resultados del recuento y la validación de avales, que certificaron el respaldo de 21.179 militantes a Susana Díaz, quien ha conseguido recabar los apoyos de la mitad de la militancia. La Comisión de Garantías Electorales Regional remitió el acta de resultados al Comité Director, que en su reunión del miércoles será el órgano encargado de proclamar definitivamente a Susana Díaz candidata del PSOE a la Junta. Ante las críticas surgidas por las prisas de estas primarias y por las normas que han impedido una votación en las urnas, el vicesecretario general del PSOE andaluz, Mario Jiménez, valoró el proceso y dejó claro que la “militancia socialista se ha expresado libremente y ha aportado fuerza y estabilidad al proceso”.  “La decisión de la militancia es inapelable” aseguró Jiménez, quien manifestó que “el PSOE andaluz ha dado un paso que va a marcar el futuro de las organizaciones políticas de Andalucía y de España”. Para Mario Jiménez, “el PSOE andaluz es el partido más democrático de toda Andalucía” y se mostró “orgulloso del PSOE, que ha dado muestra de una enorme fortaleza”. De los cuatro aspirantes, la consejera de la Presidencia ha sido la única que ha conseguido el apoyo suficiente. De hecho, sobrepasó con creces los 6.860 avales que representaban al 15% del censo alcanzando y arrasó con un total de 21.179 apoyos. La tarde del 17 de julio fue especialmente emocionante. A pocos minutos de que se cerrara el plazo de presentación de avales, a las 20.00 horas, el alcalde de Jun entraba en la sede regional de los socialistas andaluces asegurando que traía contabilizados casi 6.500 avales y que, en el camino desde Granada a Sevilla en su propio coche, había ido recogiendo algunas decenas más cuya cifra desconocía. Finalmente, después de media hora reunido con los miembros de la Comisión de Garantías Electorales, comunicaba a los periodistas que se había quedado a “196 avales” de llegar a los 6.860 requeridos. Al día siguiente, según dijo a Europa Press, le llegaban otros 300 que le hubiera permitido, en caso de que fueran certificados como válidos, enfrentarse a Díaz en las urnas. También aquella tarde el consejero de Agricultura, Luis Planas, se retiraba del proceso afirmando que sólo había conseguido 4.500 avales y lamentando que las normas que han regido las primarias no se hayan “aplicado de forma más flexible”, lo que, a su juicio, hubiera permitido “un juego democrático más amplio, que es lo que los militantes querían”. Pese a estas críticas, el PSOE-A ha venido advirtiendo desde entonces que no se podía dudar del “veredicto” de los militantes del partido ni del “proceso profundamente democrático y respetuoso” abierto en el seno de su partido, donde todos “se han podido expresar voluntariamente sin ningún tipo de coacción o influencia”. La propia Díaz ha defendido estos días “la legitimidad” de su elección por parte de la militancia aunque no haya habido finalmente ni urnas ni voto secreto. susana-diaz

  • 1