viernes, 15 febrero 2019
22:29
, última actualización
Local

Susana Díaz: "Intentaremos aminorar el daño al trabajador público"

Díaz, que dejará la secretaría de organización del PSOE-A en julio, no aclara su futuro orgánico, deja todas las puertas abierta y avisa de que ella se siente “una mujer de partido”

el 26 may 2012 / 18:55 h.

TAGS:

Díaz deja claro que en estos momentos difíciles su "prioridad" es el Gobierno pero no despeja su futuro político. / gema garcía (atese)

La consejera de la Presidencia se mueve ya con soltura por San Telmo. Ha sorprendido que vaya a trabajar sin avisar un domingo por la tarde o que salga después de las once de la noche. Susana Díaz, la mujer más poderosa de la política andaluza, sabe de su fama de dura y ambiciosa. En una mesa plagada de papeles para firmar deja claro que está entregada al Gobierno pero, aclara, es "una mujer de partido".

-¿Qué noticias tiene sobre el conflicto con Gibraltar?
-Estamos siendo informados y vamos a mantener una posición de lealtad y de apoyo al Gobierno de España defendiendo con firmeza los intereses del sector pesquero andaluz. Espero que en la visita el martes del ministro de Asuntos Exteriores a Londres seamos capaces de reconducir la situación.

-¿Se debería retomar el Foro Tripartito que suspendió el Gobierno de Rajoy en enero?
-No se debería de haber abandonado en ningún momento. Cuanto antes se tiene que restablecer y hacerlo desde el diálogo y el acuerdo para volver a la senda de la normalidad y lo razonable.

-¿Por qué han paralizado el plan de recortes que elimina 2.700 millones del Presupuesto?
-Vamos a aprobarlo después de que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado en torno al 15 de junio. Es uno de los compromisos con los sindicatos para facilitar la posibilidad del diálogo en estos días. Además queremos que la tramitación sea como proyecto de ley en el Parlamento para beneficiar la posibilidad de acuerdo con los trabajadores. La búsqueda del acuerdo en decisiones que no son fáciles es un elemento más que nos diferencia del Gobierno de España.

-¿Hay algún margen real para modificar los 777 millones en los que tocan las nóminas?
-Esa cantidad sale de la decisión del Gobierno de España de tocar la jornada laboral semanal de los empleados públicos de 35 a 37 horas y media. Querían que echáramos a 23.000 trabajadores públicos. Para nosotros había dos líneas rojas claras: el mantenimiento del empleo público y de los servicios públicos esenciales. Lógicamente, eso nos lleva a tener que tomar decisiones que no son fáciles. La Junta ha hecho una propuesta a los sindicatos y cuando se abre un proceso de diálogo se esperan alternativas. Intentaremos aminorar el daño.

-IU propone acotar en el tiempo ese recorte. ¿Es posible?
-No se tocan los derechos de los trabajadores, se suspende la retribución de distintos complementos pero el derecho existe y esperemos que lo vuelvan a recuperar en el menor tiempo posible. Estamos buscando la manera pero somos conscientes de que hay que decir la verdad y la solución se tiene que poder cumplir.

-¿Cabe de verdad el acuerdo?
-Deseo que haya un acuerdo y vamos a trabajar para que lo haya.

-¿No había otra manera de recortar sin tocar las nóminas?
-El 90% de los recortes nos vienen impuestos de Madrid. Hemos recibido un trato injusto y discriminatorio. Eran Madrid y Valencia las que tenían facturas ocultas en los cajones y eso me recuerda mucho a la frase de Javier Arenas en la campaña. Desgraciadamente la bajada de sueldo indirectamente la aplica el señor Rajoy con la subida del horario laboral.

-¿Por qué se recortan los pluses a los sanitarios y no a los asesores de los consejeros?
-Los que más se han recortado el salario en estos dos años en la Junta, por encima de un 20%, han sido el presidente de la Junta y sus consejeros, que son los que menos ganan de España. Y si ha habido algún eventual de la Junta que cobre en estos momentos con unos criterios diferentes al resto habrá que armonizarlo y los criterios tendrán que ser los mismos para todos. Con eso contesto.

-¿Por qué los directivos de empresas públicas siguen cobrando más que el presidente?
-Me consta que la consejera de Hacienda está haciendo esa indicación a las distintas empresas públicas. El Parlamento ya ha mandatado más de una vez que nadie gane más que el presidente de la Junta. Las modificaciones de los convenios hay que hacerlas mediante acuerdos entre la empresa y los representantes de los trabajadores y nosotros lo que vamos es a favorecer que eso sea así.

-¿Aplicarán la reforma laboral si negociando no puede ser?
-Nosotros creemos en la negociación. No vamos a aplicar una reforma laboral que no compartimos.

-¿Habla de preservar empleo público pero ya han comunicado que en septiembre prescindirán de 4.800 profesores interinos?
-Vamos a trabajar por salvar a los más de 23.000 interinos que están trabajando ahora mismo en la Junta. Hay otra bolsa de interinos que tienen previsión de ser llamados y a éstos no los vamos a poder llamar. Esa es la diferencia.

-¿No han perdido la oportunidad de una reforma a fondo y suprimir empresas públicas?
-Es que la inmensa mayoría de los trabajadores de la Junta son de educación y sanidad. Cuando el PP habla de que el sector público está sobredimensionado, ¿a qué se está refiriendo, al Hospital de la Costa del Sol, al Infoca, a qué servicios públicos...? Las comunidades del PP han despedido profesores, han despedido personal sanitario, están cerrando hospitales, están cerrando centros de salud por la tarde... A eso no estamos dispuestos.

-Hay 179 centros directivos en la Junta. ¿Cuántos eliminarán?
-Aprobaremos los decretos de estructura el próximo 5 de junio. Todas las consejerías están haciendo un esfuerzo. La administración periférica queda al 50%. Habrá un delegado del Gobierno y cinco delegados. Hemos aplicado la austeridad desde el minuto uno.

-¿Su partido ha entendido ya la reforma de la administración periférica?
-Es un compromiso. Nos hemos comprometido a la austeridad. No son los delegados de un partido sino del Gobierno.

-¿Van a consultar a los líderes provinciales del PSOE para nombrar a los delegados?
-No va a haber ninguna controversia. Siempre hemos consultado, no solo a los secretarios provinciales, también a los consejeros. Siempre se escucha pero se toman las decisiones en función de los intereses de los andaluces y de las personas más capacitadas. Griñán siempre busca el diálogo pero no está sujeto a cuotas territoriales.

-El Parlamento ha certificado la vuelta a la confrontación. ¿No es una estrategia estéril para los ciudadanos?
-La hoja de ruta de este Gobierno es de diálogo y de consenso. El presidente Griñán ha tendido la mano al Gobierno de España desde el minuto uno y ha encargado al vicepresidente Diego Valderas que busque acuerdos. Los ciudadanos no están para enfrentamientos ni confrontaciones sino para que busquemos soluciones. Pero lamentablemente la responsabilidad también tiene que venir desde el Gobierno de España, que no puede seguir gobernando a base de decreto. No se puede preservar el valor España si no se preserva también a las autonomías.

-Cuando el primer pleno del Parlamento sirve para reprobar a un ministro y su número dos y para rechazar los Presupuestos del Estado mucha estrategia de tender la mano no parece.
-No comparto su afirmación. Sobre quienes pusieron en cuestión las cuentas y la solvencia de Andalucía e hicieron daño con esa irresponsabilidad en un momento complicado, pues tenemos serias dudas. Hablo del señor [Antonio] Beteta [secretario de Estado de Administraciones Públicas]. Parece ser que falseó las propias cuentas de la Comunidad de Madrid. Vamos a seguir tendiendo la mano pero defendiendo con firmeza a Andalucía. Si a Andalucía se le hubiese dado lo que nos corresponde no hubiéramos tenido que aplicar estos recortes en un 90%.

-¿Debería dimitir Beteta?
-Para mí no es un político de fiar y no me parece la persona idónea para auditar las cuentas de las comunidades. Ahora no solo se ha demostrado el trato injusto y el agravio a Andalucía sino que además no dijo la verdad.

-¿Le preocupa el pacto con IU? ¿Aguantarán toda la legislatura? Ya han surgido roces internos a cuenta de los recortes.
-Izquierda Unida ha actuado con absoluta responsabilidad. Todas las horas y días de trabajo que empleamos en el acuerdo nos permiten afrontar la legislatura con un Gobierno estable, fuerte y solvente. Lógicamente hay puntos que nos unen y otros en los que tendremos que dedicar más horas para alcanzar el entendimiento.

-¿Será vicesecretaria general del PSOE-A tras el congreso?
-No me planteo el yo sino el nosotros, qué partido necesitamos. Griñán nos ha trasladado que quiere un partido abierto, útil a los ciudadanos, que reciba el mensaje que nos dieron los andaluces el 25 de marzo, que nos mandataron a formar un Gobierno de izquierda pero que también nos dijeron que teníamos que abrir un nuevo tiempo en Andalucía y que había cosas que teníamos que cambiar. De Almería saldrá un partido distinto, diferente, más moderno.

-¿Le ha dicho ya el señor Griñán qué papel quiere que tenga en el futuro PSOE andaluz?
-A mí me ha encomendado una tarea muy importante en el Gobierno, que me exige responsabilidad, entrega y trabajo, pero yo soy una mujer de partido y siempre estaré al servicio del partido.

-¿Sintió en algún momento que la apartaban de la secretaría de organización porque usted era un problema?
-Me he sentido muy respaldada por mi secretario general y por mi presidente siempre. Para mí es un honor y un orgullo la responsabilidad que ha depositado en mí en un momento dificilísimo.

-¿Se puede leer su nombramiento en clave sucesoria?
-Tenemos presidente para rato porque tiene pasión, ilusión y ganas. Ahora más que nunca no solo en Andalucía sino en España es necesaria la figura de Pepe Griñán. Está demostrando en el conjunto del país que hay otra manera de hacer política y de gobernar, por eso hay tanta responsabilidad sobre sus hombros.

-Pero usted es joven y el señor Griñán tiene una edad.
-Los ciudadanos le han dicho que dé un paso adelante y en julio los socialistas le van a decir que dé un paso adelante. Imagínese si tenemos presidente para rato. Él sí sabe dónde lleva a Andalucía.

-¿Es Griñán el referente del Partido Socialista en España?
-Es el presidente del partido, un gran socialista, un hombre honesto y trabajador y por eso es un gran referente. Y si algo caracteriza a Pepe Griñán y a los socialistas andaluces es que somos muy de partido y contribuimos siempre a fortalecer el partido en España.

-¿Apoyaría que el candidato a la Junta se elija en primarias?
-Eso ya está sobre la mesa. Todo lo que sea facilitar la participación de la militancia es bueno.

-¿Será neutral la dirección del PSOE-A en los congresos provinciales? Ya hay quejas.

-No ha sido una campaña sencilla, había mucha gente pasándolo mal y veníamos de dos resultados electorales francamente malos. Griñán solo ha reconocido ese trabajo de sus secretarios provinciales. Es algo habitual. Este partido es un afortunado, su militancia siempre elige con libertad.

-¿Aspirará a la secretaria general del PSOE de Sevilla?
-Estaré donde mis compañeros determinen. Ya lo decidiremos. Sí le digo que mi prioridad es el Gobierno pero yo soy una mujer de partido y creo que el partido es importante en estos momentos. Las circunstancias son difíciles, puede ser uno de los momentos más complicados de la historia autonómica, y para eso el PSOE tiene que estar a la altura y la gente no espera discusiones sino soluciones.

-¿Habrá dos listas en Sevilla?
-Por las conversaciones que he mantenido con muchísimos compañeros y compañeras veo voluntad de integración, de consenso y de acuerdo. Por eso tenemos que trabajar. La inmensa mayoría esperan que abramos un nuevo tiempo en el PSOE de Sevilla. Ahora este partido necesita tranquilidad y centrarse en el trabajo. Hemos tenido la confianza de los sevillanos en el momento más difícil del PSOE y toca abrir otro tiempo.

-No me aclara si aspirará en Sevilla o si tiene un candidato como el señor Fernando Rodríguez Villalobos.
-Le digo que voy a trabajar para que haya acuerdo e integración en el PSOE de Sevilla y me consta que el señor Villalobos está en esa posición en la búsqueda del acuerdo.

-Sobre el caso ERE, ¿sigue poniendo la mano en el fuego por el exconsejero Viera?
-Las ayudas sociolaborales en Andalucía han permitido que muchos trabajadores que lo pasaron mal pudieran salir de una situación delicada. No comparto aquellas decisiones que ponen en cuestión el conjunto de las ayudas. Sí es verdad, y así se está demostrando, que hay quien ha venido a aprovecharse de lo público y tiene que pagarlo. Pero no estoy de acuerdo que se criminalice un conjunto de ayudas que ha ayudado a muchas familias. La justicia tiene que actuar con celeridad, que los culpables paguen cuanto antes, que no se siga dañando la imagen del Gobierno andaluz y que lógicamente no se dañe la imagen de muchos socialistas, como es el caso de Viera.

-¿Considera que la jueza Alaya ha dado un resbalón al exigir a la Junta documentación que ya tenía en su poder?
-Ha sido un error. Esa información la tiene desde el 29 de marzo de 2011. La Junta ha colaborado siempre con la justicia. Pedimos celeridad y que no se dañe la imagen del Gobierno.

-¿Le preocupa que el presidente sea llamado a declarar en una comisión de investigación?
-No hay motivo ni de preocupación ni que dé lugar a esa solicitud. Habrá que ser respetuosos y esperar que se constituya esa comisión. En ese momento el grupo socialista tomará las decisiones que considere oportunas.

  • 1