miércoles, 12 diciembre 2018
12:49
, última actualización

Susana Díaz se reunirá con Rajoy el próximo 22

La presidenta andaluza le pedirá al presidente del Gobierno que Andalucía sea beneficiara prioritaria del fondo inversor europeo para reactivar la economía y crear empleo.

el 11 dic 2014 / 12:42 h.

susana-diaz-rajoy-03 El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibirá el próximo 22 de diciembre en la Moncloa a la presidenta andaluza, Susana Díaz, un encuentro que ésta había solicitado hace dos semanas por carta. En realidad la petición de una cita por parte de Díaz viene de muy atrás. La presidenta de la Junta demanda desde hace un año a Rajoy un plan de empleo extraordinario para Andalucía, una comunidad con 1,4 millones de parados (el 36% de la población activa). Pero lo que al final ha posibilitado el encuentro es el plan inversor de 300.000 millones de euros en tres años anunciado a finales de noviembre por el presidente de la Comisión Europea, Juan-Claude Juncker. El fondo Juncker (15.000 millones del presupuesto comunitario, 5.000 del Banco Europeo de Inversiones, y el resto se estima que llegará de la inversión privada) pretende terminar con las políticas de austeridad que han reinado en el seno de la UE desde que eclosionó la crisis, y su objetivo primordial es reactivar la economía financiando proyectos ligados a la creación de empleo. Díaz acudirá a la cita en la Moncloa para reclamar a Rajoy que Andalucía sea la comunidad que más dinero reciba del fondo Juncker, porque es la región que más padece el paro, pero sobre todo para que la propuesta de proyectos para los que España pedirá financiación a Bruselas repercutan directamente en las familias, tengan un claro componente social, y generan empleos. Díaz quiere sentarse personalmente con Juncker para hacerle llegar este planteamiento, en nombre de las zonas del sur de Europa. De hecho, la presidenta andaluza ya tiene casi cerrado un próximo encuentro en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea en el que le reclamará “lo mismo que a Rajoy”, ha dicho hoy en el Parlamento. “El plan Juncker debe ser una oportunidad para las regiones del sur de Europa, las más castigadas por el desempleo. Debemos acabar con la brecha que separa a las regiones del norte y del sur de Europa, la diferencia entre los que más tienen y los que menos”, ha apuntado Díaz. El Gobierno autonómico tiene un catálogo de proyectos prioritarios que Andalucía, todos ligados a la creación de empleo, que requerirían una inversión global de 13.000 millones de euros, dinero que tendrán que reclamar al fondo Juncker. Entre esos proyectos está, por ejemplo, el corredor ferroviario del Mediterráneo Algeciras-Bobadilla, que implica a más de una comunidad, el corredor de la Costa del Sol, los metros de Sevilla, Málaga y Granada, planes de eficiencia energética y proyectos de inversión en educación, turismo y sanidad. España ya ha remitido a Bruselas un listado de sus peticiones, valoradas en 54.000 millones de euros, que deben financiarse entre 2015 y 2017. Andalucía no trata sólo de reclamar una porción cuantiosa de ese pastel, sino una “sensibilidad en la elección de los proyectos” para que el efecto inversor repercuta en la ciudadanía, y no “en la cuenta de resultados de algunos”. La misma preocupación ha manifestado el socio de Gobierno, IU, durante la sesión de control. “Nuestro grupo estará detrás de usted en esta reclamación, pero tenga precaución a la hora de optar a esos fondos”, ha pedido el portavoz de IU, José Antonio Castro, a la presidenta. La sesión de control ha girado en torno al fondo Juncker. Primero porque IU ha introducido el tema, siendo especialmente duro con el PP andaluz y su presidente, Juan Manuel Moreno, al que acusó de “traición” por haber viajado hace unos días a Bruselas “para lanzar dudas sobre la gestión que hace Andalucía de los fondos europeos”. Por la misma línea ha seguido el portavoz socialista, Mario Jiménez, que ha repetido hasta ocho veces que el viaje y las críticas de Moreno desde la sede de la Comisión Europea eran un acto de “canallada política”. Jiménez ha tenido la habilidad de calentar los ánimos de la bancada popular, de modo que en su turno, el portavoz del PP-A, Carlos Rojas, se olvidó enseguida de la pregunta que debía hacerle a la presidenta, y entró de lleno en el tema europeo para defender a su líder. “Hay dos caras de la política andaluza: los que van a Europa a manchar la imagen de Andalucía y la Junta que reclama lo que los andaluces se merecen”, le ha reprochado Díaz a Rojas.

  • 1