viernes, 26 abril 2019
09:55
, última actualización

Suspendido el juicio del profesor homosexual de Sanlúcar por no comparecer un cura

La jueza había citado como testigo a un sacerdote del colegio concertado Divina Pastora, al que el docente ha denunciado.

el 26 feb 2014 / 21:33 h.

El juicio por la denuncia de un profesor contra el colegio católico concertado del que fue despedido «por ser homosexual» tuvo que ser cancelado ayer por la jueza debido a que uno de los testigos clave, sacerdote del centro, no se personó en los juzgados, según denunció ayer el colectivo en defensa de los derechos de gays y lesbianas, Fundación Triángulo. colegio-divina-pastoraEl juzgado de lo Social número 3 de Jerez de la Frontera instruye la denuncia del docente contra el colegio Divina Pastora, de Sanlúcar de Barrameda, por vulneración de un derecho fundamental, ya que el profesor alega que no fue renovado en su cargo debido a su orientación sexual. La jueza debía prestar declaración ayer a uno de los sacerdotes de la escuela, pero éste no se presentó en los juzgados, sin ofrecer ninguna explicación. La Fundación Triángulo mostró ayer en un comunicado su «total sorpresa tras comprobar la actitud de este testigo clave» e instó «al religioso y al obispo de Jerez a no actuar por encima de la justicia y entorpeciéndola». La jueza, según el colectivo gay, ha declarado la desobediencia del cura a la llamada judicial. Hasta finales de 2013, el profesor denunciante estuvo trabajando en el Divina Pastora de Sanlúcar, donde fue contratado hace casi años ocupando varios puestos de responsabilidad. Estaba ocupando una sustitución por jubilación parcial de otra docente, pero su contrato de sustitución expiró el pasado diciembre. Entonces las opciones eran dos: entrar a formar parte de la plantilla con un contrato estable, o ser cesado. Ocurrió esto último, y el docente lo atribuyó a un problema de discriminación sexual, porque meses antes había empezado a colaborar activamente en actos públicos de apoyo a la igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales y personas transexuales. Según alega el demandante fue advertido en varias ocasiones de que su actividad pública en estos actos era incompatible con su actividad docente. El 27 de noviembre la dirección del centro concertado le comunicó su cese, alegando que carecía del título de inglés B-2 (en ese momento se estaba preparando el examen para obtener un grado superior) a pesar de que durante cinco años fue coordinador de bilingüismo de la escuela. El profesor se puso en contacto en numerosas ocasiones con la Fundación Triángulo para recibir asesoramiento «sobre la situación de acoso laboral que estaba sufriendo». Esta asociación ha solicitado al consejero de Educación, Luciano Alonso, que investigue la situación de «posible homofobia» que se vive en esta escuela, pero de momento no ha recibido respuesta alguna.

  • 1