Local

Suspenso el ingreso en la cárcel de los jóvenes que atropellaron a un niño

Un juez de Sevilla ha dejado en suspenso el ingreso en la cárcel de tres jóvenes que atropellaron mortalmente a un niño de 7 años cuando participaban en unas carreras ilegales en la pista de aterrizaje de Tablada, por la concurrencia de culpa de los padres al tenerlo en un lugar peligroso.

el 15 sep 2009 / 04:31 h.

TAGS:

Un juez de Sevilla ha dejado en suspenso el ingreso en la cárcel de tres jóvenes que atropellaron mortalmente a un niño de 7 años cuando participaban en unas carreras ilegales en la pista de aterrizaje de Tablada, por la concurrencia de culpa de los padres al tenerlo en un lugar peligroso.

El juez de lo penal 4, en un auto al que ha tenido acceso Efe, acuerda dejar en suspenso el ingreso de los tres jóvenes en la cárcel para cumplir dos años de cárcel porque, afirma, se dan los cuatro requisitos previstos en el Código Penal para ello.

Así, se trata de personas sin antecedentes, la pena no supera los dos años de cárcel y entre todos, junto con las respectivas aseguradoras, han abonado ya los 142.847 euros de indemnización a los padres del pequeño.

Junto a ello, se da la circunstancia de que junto a la conducta imprudente de los acusados existe "alguna clase de culpa o de intervención causal inconsciente de la víctima en el resultado lesivo", dice el juez.

Así, señala que en el atropello ocurrido en la tarde del 5 de diciembre de 2004 "el menor tristemente fallecido estaba en el lugar de los hechos contemplando una carreras de coches ilegal, cuya peligrosidad era evidente para los adultos al cuidado del menor y que tuvieron que retirarle nada más hacerse patente lo que iba a ocurrir en el lugar", dice el juez.

El niño se encontraba con un tío suyo y fue atropellado cuando dos coches Seat Ibiza participaban en unas carreras en la antigua pista de aterrizaje de Tablada y un tercer vehículo, que no participaba en la competición, se interpuso de forma sorpresiva en el camino y se produjo un choque.

"Se da, pues, una influencia en el resultado, por más que sea inconsciente, de los guardadores de la víctima, y es por ello que por esta vía la suspensión de la condena es posible", pues al concurrir otro factor de riesgo "la conducta imprudente del reo no es de excesiva entidad".

Junto a la suspensión de la condena, el juez ordena que los dos conductores de los coches Ibiza participen "en un programa de educación vial", que el tribunal fijará en su momento tras los trámites oportunos.

Además, el juez les advierte de que su ingreso en la cárcel queda en suspenso durante cinco años con la advertencia "muy especial" de que no deben incumplir la parte de la condena que se refiere a la prohibición de conducir vehículos a motor y ciclomotores durante dos años.

El juicio por estos hechos estaba previsto para el pasado 9 de enero pero no llegó a celebrarse porque los acusados J.A.V., J.M.S.P. y S.D.M. reconocieron los hechos y aceptaron la condena.

  • 1