Local

Tablada, un debate para otros 15 años

El alcalde admite diferencias con IU y alega que intentar expropiar retrasaría el proceso.

el 06 oct 2009 / 18:34 h.

TAGS:

Tras quince años, el debate sobre Tablada sigue teniendo carrete. IU y PSOE no están de acuerdo en cómo lograr que sea verde, entre los propios socialistas hay diferencias y los ecologistas no dan crédito al ver "gato encerrado" en las últimas propuestas, pese a que parecía que todos defendían ya, hasta el PP, una Tablada verde.

Ayer mismo, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE) admitió las discrepancias con sus socios de Gobierno y alegó que ha descartado intentar por tercera vez la expropiación porque quiere que sea un parque cuanto antes y, a su juicio, la vía judicial lo retrasaría.

Tras recordar que el proceso expropiatorio lo pararon los tribunales dos veces (aunque no se usó la baza del PGOU), el alcalde insistió en que buscan "otras alternativas": la negociación con los dueños. Y aquí matiza IU: sólo se debe negociar el justiprecio.

Para la federación sería un error que el Consistorio pague la dehesa con otros suelos. En este caso, los empresarios también sacarían tajada, como lo hicieron Defensa y las cajas sevillanas. Se reabriría el melón de la especulación.

Con todo, el alcalde defendió que "contrastarán" las distintas opiniones y que la decisión final será "de todo el Gobierno".

Sobre la idea de inundar la dehesa para hacer una marisma, Sánchez Monteseirín dijo que es una propuesta de la que cada uno tiene su opinión, pero que actualmente no forma parte de las deliberaciones del Gobierno.

Sin embargo, el delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, volvió ayer a respaldar dicha idea ante los ataques de los ecologistas. Apuntó que no sólo es compatible con el modelo de Tablada del PSOE, sino que profundiza en la idea de Tablada como una Doñana en Sevilla (en el programa electoral).

Por contra, el portavoz de Los Verdes en Sevilla, Francisco Garrido, mostró su preocupación por la ambigüedad del Ayuntamiento ante el proyecto "trampa" de las marismas.

Para Garrido, en la idea planteada por un grupo de profesionales hay "gato encerrado porque abre una puerta a la construcción inmobiliaria". A su juicio, no tiene nada de ecológico, prevé una franja de edificios altos, no tiene apoyos científicos, sería más costoso y generaría un problema de salud pública.

Según los ecologistas, Tablada, como pactaron PSOE e IU, debe ser un parque forestal y la Junta lo debe blindar aún más incluyéndolo en los espacios protegidos como parque periurbano. Pero, por ahora, ni en esto hay consenso.

  • 1