Deportes

Táctica o cabezonería

Mucho debe andar la planificación del Real Betis para que los técnicos queden complacidos, sobre todo en la cuestión de los fichajes.

el 15 sep 2009 / 06:22 h.

Mucho debe andar la planificación del Real Betis para que los técnicos queden complacidos, sobre todo en la cuestión de los fichajes. Además, hay un asunto que no se acaba de entender y es que Manuel Ruiz de Lopera no está dispuesto a vender a ninguno de sus activos. Y el motivo, por sorprendente que sea, es el económico.

Como ya ha quedado dicho en este diario, los técnicos del Real Betis, encabezados por Manuel Momparlet y Francisco Chaparro, desean que Manuel Ruiz de Lopera centre la inversión en fichajes de la próxima temporada en la adquisición de Emana y M'Bia. Hasta el momento, las intentonas que ha realizado el Betis se han limitado a hacer una oferta en firme de cuatro millones de euros por M'Bia y un tanteo también de otros cuatro millones por Emana, sin llegar a ser una oferta en firme y por escrito.

Cuando se le ha indicado al máximo accionista que los jugadores están tasados en ocho millones de euros respectivamente, éste ha contestado que se trata de un precio inalcanzable para el conjunto verdiblanco. De hecho, es que Lopera lo ha comentado ya de forma pública en el diario AS, aclarando que "por Emana nos están pidiendo 1.500 millones de pesetas. No podemos arriesgarnos a pagar semejante dineral para que luego digan que arruino al Betis".

Todo un aviso de la economía de guerra que se cierne sobre el futuro próximo del club, aunque eso lo esperaban los técnicos. Por eso en las reuniones mantenidas con el máximo accionista se le ha instado a que venda a algunos de los activos que tiene para poder tener liquidez y afrontar los fichajes deseados.

Pues hasta este momento, la respuesta de Lopera ha sido contundente y se ha negado a vender a los tres jugadores que los técnicos le han señalado como posibles objetos de venta, y que no son otros que Ricardo, Odonkor y Sobis, pues se entiende que será muy complicado poder sacar algo de tajada por Ilic o Babic. Lopera no quiere vender a ninguno de estos jugadores y sostiene que la llegada de futbolistas como Emana y M'Bia aumentarían la masa salarial del club. Es decir, estos jugadores quieren fichas de más de un millón de euros anuales, por lo que la mejor forma de no tener que pagarlas es no ficharlos y quedarse con los jugadores que ya tiene en su plantilla.

Lógicamente, esto ha producido un desencuentro entre Lopera y los técnicos, que sólo desean la llegada de buenas opciones. El máximo accionista ha recurrido entonces a ofrecer jugadores a los técnicos mucho más baratos, con una inversión de un millón de euros y fichas más reducidas. Y esos jugadores, si los técnicos se mantienen en sus trece, no llegarán al Betis.

El gran esfuerzo en cuanto al asunto de las fichas lo ha hecho ya Lopera. Se trata del asunto de Edu. Como este diario ya adelantó, el brasileño pidió dos millones de euros netos por temporada y el Betis le ofrece 1,5, el tope en este sentido. La conclusión más evidente que se puede sacar en estos momentos es que los fichajes tardarán en llegar al Betis. Por el momento, los técnicos tienen sus preferencias muy claras y no desean remiendos.

  • 1