Local

Tailandia copia la agenda verde

A tomar nota, a escuchar propuestas y a copiar lo que más convenza. A eso vino ayer a Sevilla una delegación de políticos tailandeses, interesada en conocer las apuestas de la ciudad para frenar el cambio climático. La activa participación ciudadana atrajo su atención.

el 15 sep 2009 / 10:53 h.

TAGS:

A tomar nota, a escuchar propuestas y a copiar lo que más convenza. A eso vino ayer a Sevilla una delegación de políticos tailandeses, interesada en conocer las apuestas de la ciudad para frenar el cambio climático. La activa participación ciudadana atrajo su atención.

La delegada de Medio Ambiente, Encarnación Martínez, y el Gerente de la Agrupación de Interés Económico (AIE), Manuel Marchena, fueron los anfitriones de la delegación asiática, a la que recibieron en la sede de Emasesa, la empresa pública de aguas. Los tailandeses, que se han trasladado "expresamente" a Sevilla para conocer cómo se planta cara al cambio climático, se mostraron muy interesados en el proceso de participación de los sevillanos, especialmente en la planificación y ejecución de proyectos urbanísticos, sobre todo en las actuaciones recogidas en el Plan Estratégico, que diseña un nuevo modelo de ciudad más sostenible.

Según informó ayer el Ayuntamiento en un comunicado, la delegada de Medio Ambiente explicó a sus colegas -altos cargos empleados en diferentes ministerios de Tailandia- que Sevilla tiene dos grandes apuestas para atajar el calentamiento del planeta en la medida de sus posibilidades: el aumento de sumideros de CO2 (que captan ese dióxido de carbono ) y la reducción de las emisiones de gases contaminantes.

Martínez explicó que, en colaboración con la Universidad de Sevilla, están "reorientando" su política de plantación de árboles en los parques y jardines de la ciudad, para aumentar los ejemplares de aquellas especies que más CO2 atrapan, como las melias, las acacias o las jacarandas. Como ejemplo, recordó a los tailandeses, un árbol de 20 años de edad absorbe en un año el dióxido de carbono emitido por un vehículo que recorre entre 10.000 y 20.000 kilómetros. Los árboles "rehidratan la atmósfera, refrescan el aire, retienen las partículas en suspensión y absorben las partículas contaminantes", insistió Martínez.

La delegada aprovechó para vender ante sus visitantes que el Consistorio tiene un plan de inversiones de 200 millones de euros, por el que se realizarán 14 actuaciones que duplicarán el patrimonio vegetal de la capital, que se suman a los más de 5.000 árboles plantados ya este año. Por otro lado, Sevilla "apuesta" por el uso de biocombustibles en la flota de Tussam; la meta está en lograr que en 2009 toda la flota se mueva con esta gasolina ecológica. Emasesa y Lipasam también lo usan ya en sus vehículos pesados y han reducido sus emisiones en un 80%. Además, las inversiones públicas en energía solar térmica y fotovoltaica han permitido dejar de emitir 230 toneladas de CO2 cada año.

  • 1