jueves, 13 diciembre 2018
17:03
, última actualización
Deportes

Tan insulso como todo el curso

El Sevilla cierra la temporada empatando frente al Espanyol en un partido que resumió bien sus virtudes y carencias.

el 13 may 2012 / 19:58 h.

El Sevilla echó el cierre al curso 2011/2012 con un empate frente al Espanyol en un partido insulso, como toda su temporada. Ni tenía historia ni nadie fue capaz de imprimirle la chispa y calidad necesarias para ganar. Negredo adelantó a los nervionenses justo antes del descanso, pero Coutinho aprovechó un error defensivo para lograr el definitivo 1-1. Jesús Navas pudo certificar la victoria en los compases finales, al igual que Kanouté, quien disputó su último encuentro oficial con el club al que hizo grande. Cuando menos, merecía irse ganando.

El Sevilla ocupa finalmente el noveno puesto de la tabla, con cinco puntos menos que el sexto clasificado (Levante) y ocho menos que el cuarto (Málaga). Es la peor clasificación desde la campaña 2002/03, en la que acabó décimo, pero con los mismos puntos que en la actual: 50. De este modo, se iguala el peor registro de la era Del Nido, que vive una de sus épocas más difíciles.

La temporada ha sido, sencillamente, para olvidar. Es el momento de hacer un análisis serio de los errores cometidos para que no vuelvan a ocurrir. El Villarreal, con su descenso a Segunda en un curso que comenzó disputando Liga de Campeones, recuerda que nadie está libre de irse al abismo en cualquier momento.

La primera decisión del club será anunciar el nombre del entrenador que se hará cargo del equipo la próxima temporada. Luego, deberá comenzar la remodelación de un plantel que ha demostrado tener demasiadas carencias como para luchar seriamente por una plaza en la Champions, incluso en una temporada donde, a pesar de los pesares, la tuvo a tiro no hace mucho. Al igual que los puestos de Europa League. Pero no hay más cera que la que arde y el equipo ha despedido la temporada en el lugar que merece. Así es esto.

Además, no fue la mejor forma de decir adiós a un futbolista de la talla de Frederic Kanouté. El franco-malí jugó los últimos veinte minutos del partido y estuvo a punto de marcar un nuevo gol. No tuvo suerte esta vez. Se marchó del campo recordando aquel Sevilla campeón, tan distinto del actual. Sustituirle no será fácil, pero él marcó un camino que hay que seguir.

NOVEDADES EN EL ONCE, NO EN EL JUEGO. El Sevilla intentó tirar de orgullo para irse con la cabeza alta. Míchel salió con lo esperado, aunque sin Babá en el once. El senegalés, autor de dos goles el pasado fin de semana frente al Rayo, se sentó en el banquillo. Su puesto lo ocupó Reyes, que jugó por detrás de Negredo, quedando la banda izquierda para Perotti, quien reaparecía tras muchas semanas lesionado.

Pero fue Negredo quien acaparó todo el protagonismo hasta el descanso. Luego, no volvería a tener ocasiones. Primero lo intentó con un cabezazo, a centro de Jesús Navas, que sacó Christian. Un minuto más tarde, el portero volvía a evitar el gol, esta vez en un disparo dentro del área tras un saque de esquina. Pero la persistencia tuvo premio y Negredo marcó en los últimos compases del primer acto. Rakitic le dio un buen pase con la pierna derecha viendo que se colaba entre los centrales y el delantero, rápido y con temple, marcó por bajo.

SIN CONSISTENCIA. El gol debió haber dado aplomo al equipo en la segunda parte, con más ocasiones hasta entonces que el Espanyol en un partido de toma y daca y llegadas continuas. El oportunismo de Cala primero y Coke, después, evitó que los locales marcasen algún gol antes del descanso. Coutinho y Álvaro Vázquez -delantero pretendido por el Sevilla- crearon problemas, aunque la calidad arriba de los nervionenses se impuso, aunque por poco tiempo.

Los momentos de tranquilidad han escaseado durante toda la temporada y la despedida no fue una excepción. Coutinho empató tras un error defensivo, haciendo buena la mejoría a ratos del Espanyol, que aprovechó las idas y venidas del Sevilla para meterle el miedo en el cuerpo. Jesús Navas, con un fallo al estilo Coliseum, y Kanouté, cabeceando alto por poco un córner, tuvieron la victoria poco después. Pero no acertaron. Un buen resumen de lo que ha sido una temporada que debe servir para no dormirse en los laureles.

Ficha técnica:

1 - Espanyol: Cristian Álvarez; Raúl Rodríguez (Baena, min.34), Forlín, Héctor Moreno, Dídac; Javi López, Víctor Sánchez; Weiss (Pandiani, min.61), Verdú, Coutinho y Álvaro (Uche, min.76).

1 - Sevilla FC: Palop; Coke, Cala, Fazio, Fernando Navarro; Rakitic, Deivid (Guarente, min.83); Navas, Reyes (Kanouté, min.71), Perotti (Manu del Moral, min.65) y Negredo.

Goles: 0-1, min.47+: Negredo; 1-1, min.76: Coutinho.

Árbitro: Muñiz Fernández (Comité Asturiano). Amonestó a Víctor Sánchez (min.15), Deivid (min.16), Coke (min.25), Verdú (min.54), Javi López (min.82), Pandiani (min.87).

Incidencias: Partido correspondiente a la última jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Cornellá-El Prat ante 16.627 espectadores.

 

  • 1