Deportes

Tanto va el cántaro a la fuente que... al final lo rompió Negredo

El Deportivo llevaba más de un año sin caer en su estadio y se pudo llevar un saco. Marcaron Negredo y Rakitic (0-2).

el 24 sep 2012 / 22:44 h.

Lo del Sánchez-Pizjuán ante el Real Madrid no fue un espejismo, y así quedó refrendado en Riazor, donde el Sevilla dio un repaso de muy señor mio a un Dépor que se mantuvo vivo en el partido hasta el último cuarto de hora por la falta de gol de los sevillistas, que empezaba a ser más que preocupante cuando Negredo (75’) acertó a remachar un centro de Cicinho en la séptima ocasión clara (cuarta suya) que creaban ante el portal de Aranzubia, que luego vería cómo Rakitic (83’) le hacía el 0-2 con el culo al repeler un despeje suyo de espaldas a portería.

El triunfo viene a refrendar el buen trabajo de Míchel y todo el plantel en este arranque liguero, en el que el Sevilla se está mostrando como un equipo tremendamente sólido –la defensa ha ganado una barbaridad– y bien trabajado, aunque le sigue costando un mundo materializar su dominio en goles, pues ha de crear un sinfín de ocasiones para aprovechar alguna. Claro que para eso tiene a Jesús Navas, una máquina de desbordar por una banda o por otra con su endiablada velocidad y su sencillo regate, que ayer se hartó de generar ocasiones y situaciones de peligro... aunque finalmente quien asistió a Negredo en el 0-1 fuera Cicinho.

Mismo equipo. Tal y como estaba cantado, Míchel apostó por el mismo once inicial que derrotó al Madrid, aunque con pequeños retoques tácticos: a Trochowski lo pegó más a la banda izquierda para tapar las subidas de Manuel Pablo –más peligroso en esa faceta que Arbeloa– y a Medel lo despegó de Maduro en el doble pivote para situarlo más arriba, a la altura de Rakitic, en esa segunda línea a la que tanto gol se le demanda.

Y la verdad es que el chileno fue todo un descubrimiento unos metros más arriba, pues además de ayudar a Negredo a presionar en la salida del balón, se sumó al ataque tantas veces como pudo y hasta en tres ocasiones se puso de gol: en un cabezazo que salió lamiendo el poste a la salida de un córner (11’), y en un par de potentes remates desde la frontal (23’ y 42’) que obligaron en ambos casos al meta Aranzubia a emplearse a fondo.

El Dépor tocaba con sentido, pues Valerón le sigue poniendo el sello a su juego, pero todas sus combinaciones ofensivas morían en las cercanías del área, que sus delanteros no pudieron pisar una sola vez con peligro por el buen hacer de la zaga nervionense y las ayudas de Maduro, muy pendiente todo el rato del canario.

El Sevilla no elaboraba tanto y su principal arma era la velocidad de Navas, pero el palaciego, a pesar de que se iba por piernas cada vez que quería de Evaldo, no estuvo fino a la hora de centrar o rematar. Un chut suyo acabó en el palo (19’) y una contra en clara superioridad (de 5 contra 3) la desperdició al aguantar demasiado el último pase y servirlo retrasado a Rakitic (38’), que no lo pudo rematar en lo que fue una ocasión clamorosa fallada.

El Dépor sólo había podido inquietar a Palop en remates lejanos de Riki o Abel Aguilar y nada más empezar la segunda parte Navas volvió a meter el turbo para propiciar otra inmejorable ocasión de gol: no se atrevió a chutar él –pudo hacerlo– y su pase a Negredo acabó con otro de éste a Medel y nueva ocasión desperdiciada.

El gol empezaba a a convertirse en una obsesión, pues el dominio sobre el rival era absoluto y el premio no llegaba. Para colmo, hasta Spahic remató al larguero, pero de su propia portería. Navas seguía percutiendo por la banda pero arriba Negredo, como en Vallecas, volvía a vivir una noche aciaga, aunque el cántaro fue tanto a la fuente que el propio Negredo lo acabó rompiendo. Fue en otra jugada de Navas, con centro final de Cicinho, que sí le dio al balón la rosca adecuada para que el ariete solo tuviera que empujarlo a puerta vacía.

A falta de un cuarto de hora el partido, al fin, quedaba resuelto. Y luego hubo ocasiones para golear, pues, al margen del 0-2 de Rakitic, Negredo y Navas volvieron a ponerse de gol. Este Sevilla promete.

0 - Deportivo de La Coruña: Aranzubia; Manuel Pablo, Marchena, Aythami, Evaldo; Abel Aguilar, Juan Domínguez (André Santos; min.87); Bruno Gama, Valerón (Camuñas; min.78), Pizzi; y Riki (Nélson Oliveira; min.61).

2 - Sevilla FC: Palop; Cicinho, Botía, Spahic, Navarro; Navas, Maduro (Campaña; min.79), Medel, Rakitic (Kondogbia; min.87), Trochowski (Del Moral; min.73); y Negredo.

Goles: 0-1; min.75, Negredo. 0-2; min.84, Rakitic.

Árbitro: González González, del colegio castellano-leonés. Mostró amarilla a Botía (min.63) y Navas (min.88), por parte del Sevilla.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la quinta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio municipal de Riazor ante unos 27.000 espectadores. 

  • 1