Tarde de Amargura y noche de Santiago y la Judea en Alcalá de Guadaíra

El Jueves Santo es uno de los días más singulares en la semana santa alcalareña. Desde muy temprano una cohorte romana a la que popularmente se conoce como los Judíos recorre las calles de la ciudad para anunciar a todos la sentencia de Cristo.

el 01 abr 2010 / 17:20 h.

Un 'judío' revolea la bandera en su recorrido mañanero.
En lugares estratégicos se detienen y realizan un rito ancestral el revoleo de la bandera que se hace con giros y acrobacias. Al final, el pajineta simbolizado por un niño se encarga de mostrar al público la sentencia de Cristo mientras realiza una danza similar a un minué y golpea la tabla de la sentencia con un trozo de madera. A mediodía de ayer se recogieron para descansar antes de llamar a las puertas del templo de Santiago a las 2.00 de la madrugada.


Antes, la Hermandad de la Amargura hizo su tradicional y solemne estación de penitencia, como es habitual sólo acompañada con música de Capilla. Tras la recogida de esta hermandad es tradicional que todos los alcalareños cofrades se desplacen hasta la zona del Derribo para ver a Jesús Nazareno. Una vez en la calle, sobre las 3 de la madrugada, la procesión avanzó por las calles del centro de la ciudad y al llegar el alba como cada año detuvo su recorrido junto al puente romano donde Jesús es prendido por los judíos.

Después tuvo lugar la subida al Monte Calvario por una empinada cuesta de albero y en un entorno totalmente natural como son los pinos de Oromana. Una vez arriba se suceden las carreritas de San Juan para avisar a la Virgen y el posterior encuentro entre Jesús y su Madre.

Y ya de vuelta, en torno a las 11.00 horas de hoy, es recomendable ver a la Virgen del Socorro a su paso por el Ayuntamiento y la calle Herrero, donde se pasea bajo una lluvia de pétalos que cae desde cada balcón.

  • 1