Té, Chocolate y Café vende por internet desde Tomares productos de todo el mundo

Latas de té, café, chocolate y especias, botes y cajas llenas de jabón y aceites esenciales con aroma de azahar o jazmín. Cuando Amparo Pérez abrió a finales de 2007 su negocio en el centro de Tomares y año y medio después tuvo que cerrar porque la crisis la "echó de la tienda", lejos de tirar la toalla se dispuso a desarrollar un nuevo proyecto con internet como principal vía de comunicación con sus clientes.

el 14 dic 2010 / 18:47 h.

Amparo Pérez junto a la gran estantería en la que guarda sus selectos productos.
En este traslado, de la tienda a la web Té, chocolate y café , cambió "algunos conceptos" y poco a poco va "introduciendo nuevos productos". Entre los primeros, antes tenía muchos bombones y ahora pone a disposición "la materia prima de calidad, las marcas de cacao que utilizan los profesionales de repostería y que el ama de casa no puede comprar fácilmente", según expone.


Igualmente, desde el pasado mes de septiembre incluye en su oferta especias y productos de belleza "aceites esenciales y jabones, bajo el nombre de La Consentida", que se pueden convertir en un curioso regalo para las próximas fiestas navideñas.

En cuanto a las especias, las trae "raras y de gran calidad, como la canela en rama de Ceylan, bayas rosas, vainilla natural molida, sal negra de Hawai y sal de guerande, de la Bretaña francesa". Y es que cada vez son más las personas "sobre todo jóvenes" que se interesan por la gastronomía, "les gusta hacer reuniones en casa y utilizar productos de calidad, desde hierbas de la Provenza, a sales especiales o chocolate de calidad".

En cuanto a sus productos de origen, es el té el más adquirido por sus clientes habituales. "Pensé que España era un país cafetero, pero la gente está acostumbrada a tomar café malo, torrefacto, y el bueno es caro". Lo que más le demandan es "café de Colombia, café café, sin adulterar", aunque también trae "otros muy ricos como el cuba turquino, de Cuba, el tarrazu, de Costa Rica, y de Brasil". Incluso, un Colombia "descafeinado lavado con agua mineralizada suiza".

En cuanto al té, lo importa de China, Japón y la India: "Todos los pruebo yo antes de venderlos". Hay múltiples variedades, tanto naturales como aromatizados. "Los aromatizan en Hamburgo, desde donde lo importamos". La empresaria destaca que "cada vez hay más teterías y tiendas de té, y más gente joven que empieza a beber té". Entre las especialidades recomienda el rooibos: "No tiene nada de teína, pero sí muchos minerales y el mismo poder antioxidante que el té. Además es relajante, antialérgico...".

Junto a estos productos hay que añadir teteras, todas importadas, cafeteras, mugs, cajas de té, velas con formas curiosas, y las novedades que llegan de la mano de artesanos de Líbano: collares, gargantillas y pendientes hechos a mano. Varios productos los tiene siempre en stock, otros se compran por encargo. "El sistema funciona porque la web está actualizada al día y si se acaba algún producto el cliente lo sabe, aunque lo que pido en una semana o diez días ya lo tengo aquí", aclara.

Reconoce que "la gente todavía es miedosa para comprar en internet". Por esta razón los más cercanos, aquellos que le compraban en la tienda y algunos más que se han unido después, "vienen a casa". En la web ya se especifica un teléfono de contacto y el horario de atención al público, además de un correo electrónico a través del cual se pueden enviar los pedidos que algunos clientes van a recogerlos días después. "Y si son de lejos se los envío, pero si están cerca yo misma los llevo si hace falta", cuenta. "Hay gente muy fiel, señal de que tengo cosas buenas, buen servicio y un trato personalizado", añade.

El presente está en la restauración y los spa de toda Andalucía, a los que está ofertando sus nuevos productos. Y un sueño a un año vista es "abrir en el centro de Sevilla un concepto de tienda y degustación con mi toque personal".

  • 1