Economía

Telefónica reta a la crisis con una OPA en Brasil por 2.550 millones

el 07 oct 2009 / 21:27 h.

Telefónica , en su estrategia de fortalecerse en el mercado suramericano, anunció ayer una Oferta Pública de Acciones (OPA) por el 100% de la operadora brasileña GTV por 2.550 millones de euros. El objetivo, complementar el negocio de su filial Telecomunicacões São Paulo (Telesp).

La oferta de la compañía que preside César Alierta supone mejorar la opa "amistosa" que previamente había lanzado el grupo Vivendi y que había anunciado a principios de septiembre su intención de pagar 42 reales por acción de la brasileña, con lo que elevaba su oferta a unos 2.000 millones de euros.

Telefónica ha mejorado esa oferta, al elevarla a 48 reales brasileños por título, de modo que en el caso de alcanzar el 100% la operación ascendería a 2.550 millones de euros, importe a pagar en metálico. Toda una operación en tiempos de crisis y que ha dejado con la boca abierta al grupo francés Vivendi, que declinó ayer realizar comentario alguno al respecto.

GVT es una compañía que presta servicios de telecomunicaciones (de telefonía fija y banca ancha) y que ha alcanzado gran éxito en la captación de clientes de alta tecnología con productos innovadores, por lo que complementa el negocio de Telesp.

Sin embargo, esta propuesta, sobre la que informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), queda supeditada a ciertas condiciones, entre ellas, a que la opa sume el 51% del capital social de la brasileña.

Además, los accionistas de la operadora deberán acordar la no aplicación de los mecanismos de protección previstos en sus estatutos sociales.

El tercer requisito de la oferta pública de adquisición de acciones consiste en la aprobación de la operación por parte de la autoridad regulatoria brasileña (Anatel), sin la imposición de restricciones o condiciones diferentes de las que, normalmente, se han establecido en casos precedentes.

Con esta operación, la firma española, presente en el mercado brasileño a través de Telesp y su participación en Vivo, alcanzaría una presencia mayor fuera del estado de Sao Paulo, lo que contribuirá a ampliar el número de accesos y a fortalecer la competencia de Telefónica en el país.

En ese mercado, ambas operadoras suman el mayor grupo de telecomunicaciones de Brasil, donde cuentan con 62,5 millones de clientes y 85.000 empleados, y en el que prestan servicios de telefonía fija, móvil y banda ancha.

La brasileña GVT, que cerró 2008 con un beneficio bruto de explotación de 503 millones de reales (195 millones de euros), contaba a junio pasado con más 2,3 millones de accesos.

Los fundadores de GVT, que se constituyó como operador alternativo en 1999 y comenzó a cotizar en el Novo Mercado en 2007, controlan una participación del 31,1% de la compañía, mientras que el resto, un 68,9%, es free float (capital flotante).

Sólo en el Estado de Sao Paulo, Telesp cuenta con 11,5 millones de líneas fijas, mientras que el número total de líneas instaladas alcanza los 14,8 millones.
Los ingresos de Telesp en Brasil superaron los 15.000 millones de reales en 2008. Y desde que entró en el país, en 1998, la compañía española ha invertido más de 36.000 millones de reales, parte de ellos para llevar infraestructura y servicios de banda ancha al país, segmento en el que cuenta hoy por hoy con 2,7 millones de usuarios.

Mientras, de vuelta al mercado nacional, las acciones de Telefónica se anotaron un descenso del 1,6% en la bolsa madrileña, en una jornada bursátil marcada por los números rojos a consecuencia de la recogida de beneficios.

  • 1