sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Economía

Telefónica se hace con VIVO por 7.500 millones

Portugal Telecom se resarce con una alianza con la brasileña Oi.

el 28 jul 2010 / 20:01 h.

Telefónica ha cerrado el acuerdo de compra del 30% que tenía Portugal Telecom (PT) en la operadora brasileña Vivo por 7.500 millones de euros, informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, lo que supone un 31,5% más que la oferta inicial de 5.700 millones.

Por este acuerdo, rubricado tras ser aprobado por los consejos de administración de ambas operadoras, Telefónica adquirirá directamente o a través de otra sociedad del grupo, en un plazo no superior a 60 días, el 50% de las acciones de Brasicel (participada al 50% por Telefónica y PT), propietaria del 60% de Vivo.

El documento contempla también la posibilidad de que Telefónica compre las acciones que Portugal Telecom tiene en la empresa de atención telefónica brasileña Dedic.

La operadora informó a la CNMV de que de los 7.500 millones que desembolsará por el 30% de Vivo, 4.500 serán satisfechos al cierre de la operación de adquisición; 1.000 millones, el 30 de diciembre, y los 2.000 restantes, el 31 de octubre de 2011.

No obstante, el último pago podría adelantarse al 29 de julio de 2011 si lo solicita Portugal Telecom, pero en ese caso, la cantidad se reduciría en 25 millones.

Telefónica presentará además una oferta pública para la adquisición de las acciones ordinarias de Vivo, que suponen el 3,8% del capital social y se valoran en unos 800 millones, una vez que materialice la compra del 30% de PT en la operadora brasileña.

La compañía que preside César Alierta confirma su intención de unir sus negocios de telefonía fija (Telesp) en Brasil con los de móvil de Vivo y señaló que se convertirá en "líder indiscutible del mercado de telecomunicaciones de Brasil".

Tras ratificar la operación, PT anunció una sociedad "estratégica" con la operadora brasileña Oi por la que prevé la adquisición del 22,38% de Oi con una inversión de 8.400 millones de reales (3.650 millones de euros).

El presidente de PT, Zeinal Bava, aseguró que Vivo ya es el pasado y Oi el futuro de su compañía. Aseguró que la acción de oro que el Estado portugués usó para vetar en la asamblea general de PT la venta de Vivo sirvió para "ganar tiempo para la búsqueda de una solución alternativa".

"Conseguimos aprovechar esos 30 días para crear una alternativa que mantuviese la escala fundamental para el desarrollo de PT y de la economía portuguesa", sostuvo y, aunque reconoció que la venta de Vivo "no fue una decisión fácil", dijo que la empresa debe dejar "que el mercado funcione".

El primer ministro portugués, José Sócrates, coincidió al valorar que "valió la pena haber resistido a las presiones de los mercados financieros y de los intereses inmediatos", y agregó que "se salvaguarda la dimensión internacional de PT".

Las acciones de Telefónica subieron el 0,71%, mientras que las de PT repuntaron un 2,81% y las de Vivo se disparaban casi el 14%.

  • 1