Economía

Telefónica sopesa podar 5.600 empleos en España

Sería la quinta parte de su plantilla en el país y afectaría sobre todo a la división de telefonía fija

el 14 abr 2011 / 20:11 h.

Telefónica estudia nuevas formas para potenciar la productividad y la flexibilidad de su actividad en España y sopesa, entre otras fórmulas, recortar un 20% la plantilla en tres años, precisó en una presentación remitida ayer a la CNMV.

El presidente de Telefónica en España, Guillermo Ansaldo, precisó que este recorte se aplicaría sobre todo en la telefonía fija. La plantilla ronda los 32.000 trabajadores, de los que unos 28.000 integran esa división, por lo que, de aplicarse la tijera, unos 5.600 empleados se verían afectados.

Fuentes de la compañía indicaron a Europa Press que es una medida más a estudiar, lo que no quiere decir que se vaya a efectuar necesariamente, y recordaron que negociarán con los sindicatos cualquier tijera laboral. La externalización de actividades o nuevas reestructuraciones de plantilla son algunas de las medidas adicionales a aplicar para obtener mayor flexibilidad y compensar posibles demoras en la recuperación en el país.

Ansaldo añadió además la posibilidad de revisar los salarios vinculándolos más con la productividad que con la inflación (IPC). Asimismo, recordó que el propósito de reducir costes en España conllevará un recorte del 6% de los actuales puestos directivos.

Los ingresos de Telefónica en España se situaron en 18.711 millones en 2010, un 5% menos interanual, debido a un menor consumo de los clientes en los diferentes negocios y a la elevada intensidad competitiva. El directivo anunció, asimismo, que la firma va a optimizar el uso de capital mediante la venta de aplicaciones IT, propiedades y otros recursos, con lo podría obtener unos ingresos de 600 millones en el periodo 2011-2013.

Asimismo, Ansaldo mencionó la posibilidad de compartir inversiones con otras compañías, tanto en fibra óptica como en el uso compartido de redes móviles.

No obstante, el grupo entiende que hay margen para mejorar la eficiencia y para ello centra su enfoque comercial en "el valor" frente al volumen, en gestionar los costes directos a la vez que reduce los gastos no comerciales y en el mantenimiento del margen directo sobre los ingresos.

Tras conocer la medida, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, afirmó que "no es un buen momento" para acometer ajustes de plantilla de un tamaño "tan importante" como el que sopesa Telefónica, e instó a que cualquier ajuste laboral se acuerde con los sindicatos.

  • 1