viernes, 14 diciembre 2018
20:20
, última actualización
Deportes

"Tenía la esperanza de poder quedarme con Velázquez"

El mediapunta cántabro Jaime Isuardi asume los galones en un filial que retorna a la categoría. El ‘10’ será uno de los líderes del vestuario.

el 21 ago 2014 / 12:23 h.

jaime isuardi betisb - bernardo ruiz_opt Jaime Isuardi posa en la ciudad deportiva verdiblanca. Bernardo Ruiz. Jaime Isuardi Fernández (Santander, 2 de febrero de 1992) es uno de los emblemas del Real Betis B. El 10 cántabro asume los galones en la campaña del retorno a Segunda División B, una categoría en la que brilló con el filial del RC Racing en la 2012-13. Su ambicioso discurso es el evangelio en un plantel que el próximo sábado debutará ante el Cádiz con el único reto de certificar la salvación en el torneo. Ha sido una pretemporada especial por sus apariciones en el primer plantel. Sin embargo, ahora asume su retor_no al filial con el papel de jugador clave, ¿motivado? Sí. Por supuesto que estoy motivado e ilusionado. Mi objetivo es hacer las cosas bien en el filial para tener opciones de dar el salto al primer equipo. Un sorteo caprichoso, ¿no? El Cádiz para el debut... Bueno, dentro del vestuario tenemos claro que vamos a dar la cara en el Carranza. Somos un grupo muy joven que tiene muchísimas ganas de empezar con buen pie. Hemos tenido una pretemporada de mucha carga física y estamos más que preparados para plantar cara a cualquier rival. Usted ya brilló con el filial del Racing en Segunda División B. ¿Cuál será la clave para la permanencia? El año anterior rendimos bien en Tercera. Yo creo que la principal diferencia con respecto a la temporada pasada será la intensidad con la que se juegue, la velocidad del balón y la calidad de los equipos. Tenemos que aprender a adaptarnos al ritmo de la Segunda División B lo antes posible. Sea sincero. Confiaba en permanecer en el primer equipo, ¿no? Por supuesto, pero estoy contento por cómo he hecho las cosas y por la imagen que he dado. Creo que he demostrado estar preparado para dar el salto para cuando sea necesario. Ahora estoy centrado e ilusionado por ofrecer mi mejor nivel en el filial. ¿Una decepción? Bueno –risas–... No es exactamente una decepción, pero sí es verdad que siempre te queda la duda de que has podido quedarte en el primer equipo. Estoy feliz por lo que he dado cuando he estado y por haber aprovechado al máximo la oportunidad que me brindó el club. En la anterior campaña, su participación fue clave para conseguir el ascenso, ¿se siente líder dentro del grupo? No, somos un grupo muy unido y comprometido y todos buscamos un objetivo común. Estamos todos trabajando para conseguir nuestro propósito, pero individualmente cada uno tiene que explotar sus condiciones y cualidades. ¿Habló Velázquez con usted cuando retornó al filial? No. No me dijo nada en especial, pero cuando estuve entrenando con él me dio mucha caña para que sacara lo mejor de mí mismo, algo que le agradezco mucho. Su contrato expira en 2015. Si el Betis no tramita su ficha como miembro del primer equipo será un jugador libre de negociar a partir del 1 de enero. ¿Se imagina en el Betis del futuro? Sí. Para eso vine y para eso estoy aquí. Mi objetivo es subir al primer equipo, y ahora mismo no pienso en otra cosa. Hablemos del filial. ¿Qué tal su relación con Juan Merino? ¿Es muy diferente a Óscar Cano? Tengo un trato magnífico con el míster. Es verdad que Óscar y Juan son muy diferentes, pero los dos quieren que sus equipos sean fuertes y que jueguen bien a la pelota. El trato siempre ha sido bueno con los dos. Una plantilla demasiado joven, ¿no? En el fútbol llega un momento en el que la edad no importa. Los juveniles vienen apretando desde abajo muy fuerte, así que hay que confiar en ellos. Yo creo que están más que preparados para competir en Segunda División B. Un aspecto que ha adquirido protagonismo en los últimos días ha sido el elevado número de amistosos, ¿qué opina usted del tema? Hemos tenido muchos amistosos, sí, pero eso no es algo malo. Hemos aprovechado los partidos para acumular carga de trabajo y para ir asimilando los conceptos que nos quiere inculcar el entrenador. Figuró en la agenda de Real Madrid y Villarreal, ¿dudó si marcharse? No, siempre tuve claro que mi objetivo era seguir en el Betis. Quiero jugar en el primer equipo porque para eso fiché. ¿Y si el filial no hubiera ascendido? Bueno, eso hubiera cambiado la perspectiva, pero sí es verdad que mi objetivo seguiría siendo el mismo.

  • 1