Local

El 15M planta cara a la Policía en el centro ocupado de San Pablo

Un centenar de miembros del 15M y de vecinos del Polígono San Pablo se encuentran frente a varias dotaciones de antidisturbios y patrulleros de la Policía Nacional.

el 12 abr 2013 / 20:25 h.

TAGS:

Concentración en el Poligono San Pablo Vecinos del Polígono San Pablo y activistas del 15M se enfrentaron ayer a la Policía Nacional que acudió al centro ocupado La Soleá, en el Polígono San Pablo, al denunciar la Fundación Ada, propietaria del edificio, que se había cambiado la cerradura y se había instalado un candado después de que el miércoles los ocupantes del 15M hubieran sido desalojados. Aunque se vivieron momentos de tensión, la situación se salvó sin cargas policiales ni detenciones. El inmueble, que lleva tres años vacío desde que la fundación trasladó el centro de FP que gestionaba en el barrio a otra sede en Alcosa, había sido ocupado el 28 de marzo por el 15M para crear un centro social. La Fundación Ada puso la denuncia por la ocupación del centro, en el que asegura que está buscando financiación para crear un centro de día para mayores. Fuentes del 15M, cuyos integrantes limpiaron y repararon el interior abandonado durante los días de la ocupación, afirmaron que propusieron al director de la Fundación Ada, Javier Fernández-Montes, encargarse del centro y darle un uso social para el barrio mientras logran iniciar su proyecto. No obstante, desde el 15M critican que esta asociación solo se haya interesado por el edificio ahora. Recuerdan que antes de que el Ayuntamiento cediese el edificio a la Fundación Ada hace más de tres décadas el local era usado por asociaciones vecinales. Desde el miércoles han recogido firmas en el barrio para devolverle ese uso. Además, cuestionan que la Fundación Ada tenga un proyecto serio para un centro de día de mayores y esgrimen la nota simple del Registro, con fecha del 31 de enero, que indica que sobre el inmueble pesa un embargo impuesto judicialmente en 2009 para responder por una deuda de más de medio millón de euros que Ada tiene con una constructora. Desde la Fundación Ada defendieron la labor social realizada durante más de 30 años en el barrio con el centro de FP y aseguraron que no se niegan a negociar pero “por los cauces legales” y sentándose “con el Ayuntamiento y otras asociaciones, no solo con ellos” para el posible uso transitorio del edificio mientras logran financiación para su proyecto. Admiten que quizás no se han preocupado suficientemente del inmueble desde que se trasladaron pero aseguran haber denunciado varios actos vandálicos sufridos en estos años. Afirman que desde el desalojo el miércoles (cuando llegó la Policía no había gente dentro) han estado trabajando en el interior obreros y limpiadores contratados por Ada que encontraron múltiples desperfectos, no saben si anteriores o no a la ocupación. Estos operarios alertaron a los dueños ayer tras volver de comer del cambio de cerradura y la cadena puesta en la verja por el 15M, que había convocado una asamblea a esa hora ante el edificio, lo que para la fundación les “deslegitima” para negociar. Fuentes del 15M alegaron que el director de la fundación se había comprometido a reunirse con ellos el jueves. El mayor momento de tensión se produjo ante la llegada de efectivos antidisturbios para romper el candado y la negativa del 15M a permitirlo sin orden judicial. Los agentes se llevaron a uno de los asesores legales del 15M para identificarlo y ante su posible detención, manifestantes y vecinos del barrio rodearon a los agentes con gritos de “si os lo lleváis a él vamos todos” o “llevaros a Bárcenas y al Urdangarín”. Finalmente la Policía no practicó ninguna detención y se marchó del lugar. El 15M abrió la verja aunque no accedió ayer al interior del inmueble. Hoy reabrieron el centro social La Soleá con una comida y actividades populares en el barrio.

  • 1