Local

Tensión por la ejecución de una holandesa en Irán

Era contraria al régimen y ha sido acusada de tráfico de drogas.

el 29 ene 2011 / 21:45 h.

TAGS:

Una mujer de doble nacionalidad irano-holandesa ha sido ahorcada por la Justicia iraní, que le había acusado de tráfico de drogas. Zahra Bahrami, de 45 años, había sido detenida en las manifestaciones de diciembre de 2009 contra el régimen del presidente Mahmud Ahmadineyad.


"Una traficante llamada Zahra Bahrami, hija de Alí, ha sido colgada por la posesión y venta de narcóticos", informó ayer el tribunal, citado por la agencia semioficial iraní Mehr. Concretamente, la justicia falló que Bahrami era culpable de trasladar cocaína desde Países Bajos hasta Irán y de poseer 450 gramos de esta sustancia. Las autoridades iraníes no reconocen la doble nacionalidad.


La hija de la ejecutada asegura que los cargos imputados contra su madre fueron fabricados y que el verdadero motivo de su detención era la participación en dichas protestas de los opositores, según la ONG Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán.


Por otra parte, las autoridades de Irán detuvieron ayer a un hijo del líder opositor iraní Mehdi Karubi, Mohamad Hosein Karubi, por sus críticas al Gobierno, según informó la web opositora Sahamnews. "Mohamad Hosein Karubi ha sido detenido por revelar información sobre el centro de detención de Kahrizak", según informó ayer Sahamnews en referencia a las instalaciones policiales donde habrían muerto al menos tres manifestantes opositores el régimen.

  • 1