Local

'The Economist': "La economía española tiene problemas insostenibles"

España afronta problemas económicos insostenibles y se ha convertido en "el nuevo hermano pobre de Europa", según un artículo que publica la revista The Economist.

el 26 nov 2009 / 19:07 h.

TAGS:

La revista británica repasa en su último número  la coyuntura española actual. La publicación considera que ningún otro país europeo ha sufrido con tanta severidad la crisis económica del último año y que la muestra más clara es que la tasa de paro en España ha alcanzado el 19%, la segunda más alta de la UE después de Letonia.

Estos datos, dice la revista, reflejan "una resaca estructural en un país que se emborrachó a base de ladrillos y cemento antes de explotar la burbuja inmobiliaria en 2007".

"España llegó a la recesión en una posición debilitada. A medida que otros se recuperan lentamente, el país necesitará más tiempo y cuidados. Incluso los más optimistas retrasan las expectativas de una recuperación total hasta 2011", se afirma en este análisis.

La publicación alude a la "aversión al pesimismo" del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que manifestó que la recuperación ha comenzado, y recuerda que "la credibilidad del presidente español se vio marcada a medida que se negaba a admitir los problemas a los que se enfrentaba España".

"Aún así, sigue pensando que puede encaminar al país hacia el crecimiento. Esta semana, el gobierno español tenía pensado presentar una nueva propuesta de legislación de economía sostenible, una estrategia que se alargaría hasta 2020. Pero la ley se basará en gran medida en buenas intenciones a falta de medidas duras".

The Economist augura que esa ley incluirá asuntos como las energías renovables y liberalización modesta, pero que dejará fuera iniciativas como la reforma del mercado laboral para abaratar el despido "para agradar a los amigos sindicalistas de Zapatero".

Se destaca que "el doble mercado laboral de España es ineficaz a la par que injusto", ya que "la mitad de los trabajadores tienen contratos indefinidos que hace que sea difícil (y costoso) despedirles. El resto de la fuerza laboral pasa entre contratos por obra y servicio, subsidios por desempleo y el mercado negro".

La revista considera que el sistema español es "negativo para la productividad", ya que "los trabajadores ineficientes con contrato indefinido están protegidos", mientras que "no hay incentivos para formar a los trabajadores jóvenes o temporales".

"Es posible que se produzca un nuevo aumento en el desempleo por parte de empresas más pequeñas por las leyes laborales y falta de crédito. Muchas de estas empresas pequeñas y medianas sufren el riesgo de quiebra debido al proteccionismo de empleados indefinidos y flexibilidad limitada para nóminas", añade.

Además, concluye, "el desempleo en sí mismo es un factor negativo", porque "le cuesta dinero al Estado, en impuestos perdidos y beneficios extra", lo que se traduce "en morosidad sobre las hipotecas y mayor control sobre el consumo particular".

Se critica a la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, por "frenar la expansión fiscal para el próximo año" por su decisión de subir los impuestos y recortar el gasto publico.

El aumento de la presión impositiva ha llevado a algunos economistas a rebajar sus predicciones de crecimiento para el próximo año, destaca la publicación, que considera que la posible salvación a corto plazo "es el resto de la UE, que se lleva dos terceras partes de las exportaciones del país".

"Puede que la recuperación esté centrada en Francia y Alemania en estos momentos. Pero España debe hacer mucho más por poner sus asuntos en orden", dice la publicación.

  • 1