Local

'Thierry' pasa a disposición judicial junto a los otros etarras

Los etarras detenidos en Burdeos, incluido el jefe de ETA, Francisco Javier López Peña, pasaron ayer a disposición judicial. La Fiscalía de París abrió la instrucción judicial contra los presuntos etarras.

el 15 sep 2009 / 05:22 h.

TAGS:

Los etarras detenidos en Burdeos, incluido el jefe de ETA, Francisco Javier López Peña, pasaron ayer a disposición judicial. La Fiscalía de París abrió la instrucción judicial contra los presuntos etarras por los delitos de asociación de malhechores con vistas a preparar actos de terrorismo y por extorsiones en banda organizada. La Fiscalía también incluyó delitos de robo a mano armada y de documentos falsificados, todo ello en banda organizada, y por uso de matrículas de coche falsificadas, tenencia de armas, municiones y productos incendiarios o explosivos y sustancias que entran en la composición de artefactos explosivos.

Todo ello en relación a "una empresa individual o colectiva con la meta de perturbar gravemente el orden público por medio de la intimidación o el terror". La pena máxima que conllevan estos delitos es de 30 años de prisión, precisó la Fiscalía, que pidió para los cinco detenidos el ingreso en prisión preventiva.

Además de López Peña, están los otros tres presuntos miembros del aparato político de ETA arrestados junto a él el pasado martes, Ainhoa Ozaeta Mendikute, Igor Suberbiola y Jon Salaberría. El quinto es el francés Louis Fort, de 75 años, detenido en Bayona y que fue el que alquiló en agosto de 2007 el apartamento de Burdeos donde fueron capturados los otros cuatro detenidos.

Ya en el País Vasco, varios desconocidos incendiaron una excavadora que trabajaba en unas obras de la calle Larramendi de Hernani (Guipúzcoa), llevadas a cabo por la empresa Amenábar, una de las compañías adjudicatarias de las obras del proyecto ferroviario de alta velocidad, denominado Y vasca, y que fue atacado por ETA el pasado día 12.

El ataque tuvo lugar a las 23.30 horas del viernes, cuando los autores rompieron un cristal de la cabina de la excavadora y lanzaron líquido inflamable en su interior, al que prendieron fuego. Al lugar acudieron bomberos que extinguieron el incendio. La máquina sufrió daños en su cabina.

  • 1