Local

'Thierry' y los otros tres etarras detenidos pasan a disposición judicial

Los presuntos etarras, incluido el considerado jefe de la banda terrorista, Javier López Peña, que fueron detenidos en el suroeste de Francia esta semana, pasaron hoy a disposición judicial

el 15 sep 2009 / 05:21 h.

TAGS:

Los presuntos etarras, incluido el considerado jefe de la banda terrorista, Javier López Peña, que fueron detenidos en el suroeste de Francia esta semana, pasaron hoy a disposición judicial con vistas a su imputación por jueces antiterroristas de París.

Además de López Peña, se trata de los otros tres presuntos miembros del aparato político de ETA arrestados junto a él el pasado martes en un apartamento de Burdeos, Ainhoa Ozaeta Mendikute, Igor Suberbiola y Jon Salaberría.

También comparece el francés Louis Fort, de 75 años, detenido el pasado miércoles en el área de Bayona (País Vasco francés), y que, según fuentes de la investigación, fue quien alquiló en agosto de 2007 el pequeño apartamento de Burdeos donde fueron capturados los otros cuatro.

De López Peña, "Thierry", de casi 50 años y en la clandestinidad desde 1983, el ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho que con casi toda probabilidad era en este momento la persona con "más peso político y militar" en ETA.

El ministro también se ha mostrado seguro de que los cuatro detenidos en Burdeos ordenaron los últimos asesinatos cometidos por la banda terrorista.

Los cinco llegaron ayer, viernes, a París donde permanecieron bajo arresto en los locales de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) hasta su traslado hoy al Palacio de Justicia.

Los arrestos se hicieron en el marco de una investigación abierta el pasado martes por la Fiscalía de París por asociación de malhechores con vistas a preparar acciones terroristas, uso de matrículas de coche falsificadas con fines terroristas y receptación de robo en banda organizada.

Una vez que la Fiscalía abra la instrucción judicial, los presuntos etarras van a comparecer ante jueces antiterroristas para su procesamiento y luego ante un magistrado de las libertades y la detención para que dicte su ingreso en prisión preventiva.

Como suele pasar en estos casos, es probable que el procedimiento se prolongue hasta altas horas de la noche.

  • 1