Local

Tiempo de vísperas

el 21 feb 2013 / 09:01 h.

TAGS:

Ya pasó el Vía Crucis “Magno” que tantos quebraderos de cabeza ha provocado a las hermandades participantes, al Arzobispado y al malherido Consejo General de Hermandades y Cofradías. Como muchos predecían, el resultado del que se preveía masivo ejercicio piadoso, la contribución especial de las hermandades al año de la Fe, más allá de los problemas metereológicos, no ha sido ni mucho menos el deseado. Demasiados problemas antes, durante y, a buen seguro, después de este Vía Crucis cuya paternidad ha permanecido en secreto hasta poco antes de su celebración (muchos sevillanos han conocido por él de la existencia del “Consejo espiscopal”).

Hora habrá de hacer, sosegadamente, balance de las acciones y las omisiones de unos y de otros. Comportamientos que, en determinados casos, desembocaron en situaciones verdaderamente esperpénticas y nada edificantes. Pero ahora es momento de recuperar –al menos intentarlo– nuestra Cuaresma de siempre. Fuera de la vista del que se ha venido en llamar “turismo cofrade” que desgraciadamente poco tiene que ver con el turismo religioso, la ciudad debe recuperar el pulso sereno de este hermoso y esperado tiempo de vísperas mediante la celebración, con mayor fervor si cabe –estamos en el año de la Fe– de los cultos de regla de nuestras corporaciones así como reviviendo con entusiasmo y renovada ilusión los hitos que van marcando las distintas etapas de esta cuenta atrás hacia el Domingo de Ramos.

Los Vía Crucis de siempre, los traslados, las mudás, el reparto de papeletas de sitio, el encuentro con aquellos que sólo vemos en estas fechas, el rito de preparar la túnica o encargar un nuevo capirote, etc. Ayer se cumplió uno de estos hitos. Comenzó el montaje de los Palcos de la Plaza, señal inequívoca de que ha comenzado a caer con rapidez la arena del reloj sentimental de la ciudad. Lo dicho, disfrutemos de este tiempo hermoso que pasa en un abrir y cerrar de ojos –in ictu oculi–, un tiempo que, a nuestro pesar, no podemos retener en nuestras manos.
Ex hermano mayor del Baratillo

  • 1