Local

Tiempos de protesta

Tiene su gracia literaria eso de que las señoronas de toda la vida se manifiesten contra la supuesta tala de unos arbolitos. Los quinteros de turno ya estarán enjaretando una obra de teatro con diálogos de gran sustancia.

el 14 sep 2009 / 23:21 h.

Tiene su gracia literaria eso de que las señoronas de toda la vida se manifiesten contra la supuesta tala de unos arbolitos. Los quinteros de turno ya estarán enjaretando una obra de teatro con diálogos de gran sustancia. "Hoy me pondré el collar que me regaló Lita cuando nos casamos, ¿me quedará bien?". "Date prisa, que llegamos tarde". Sin embargo, no es sorpresa ni novedad que sea contra la construcción de una gran biblioteca para recuperar la fama mundial que en otro tiempo tuvieron las de Sevilla, siempre prefirieron cobijarse en su buena sombra que dedicar tiempo y respeto a la lectura.

  • 1