Tientapanza recupera la tradición navideña de los gigantes y cabezudos

El recuperado personaje típico de la Navidad ecijana cobra fuerza popular.

el 28 dic 2013 / 19:08 h.

Según la tradición, los Reyes Magos tenían en Écija un emisario que, durante las fiestas navideñas, controlaba que los niños estuvieran bien alimentados. Los padres y abuelos ecijanos animaban a los más pequeños de la casa a comer lo que hubiera en el plato con la promesa de que vendría Tientapanza y, si habían comido, daría buenas referencias a Sus Majestades de Oriente, que traerían al niño aplicado los regalos que había pedido. cabalgata-tientapanza-03Tientapanza, Tientapanzas o, incluso, Titopanza, que por los tres nombres es conocido en Écija, tocaba la barriga a los niños – de ahí su nombre – y si notaba que estaba llena de comida musitaba “Así todo el año”; con el visto bueno del emisario real, el niño en cuestión podía estar seguro que recibiría sus regalos de Reyes. Este personaje típico de la Navidad ecijana estaba casi en el olvido hasta que hace ocho años lo recuperó una asociación cultural formada por vecinos de la barriada de El Carmen, que, cada año, eligen a un vecino del barrio para que encarne al peculiar personaje navideño, una mezcla de paje real y Papa Noel. cabalgata-tientapanza-02En esta ocasión es Enrique Martín, farmacéutico de profesión, el que da cuerpo a Tientapanza, ataviado con el disfraz diseñado hace ocho años por Rafael González ‘Armenta’, que le dio al Tientapanza un aire celta. Ayer, Día de los Santos Inocentes, el peculiar personaje de la Navidad ecijana ha desfilado por Écija de nuevo pero mejor acompañado, ya que esta vez han formado parte de su cortejo gigantes y cabezudos, en una cabalgata que va sumando atractivos casi diez años después de su primera aparición. Tientapanza ha recorrido El Carmen, la avenida María Auxiliadora, la calle Yepes y la Ronda de San Agustín hasta la plaza del Matadero; de allí siguió por San Juan Bosco hasta la plazuela de Puerta Cerrada para entrar por la calle El Conde en la plaza de España, el Salón, donde tuvo lugar el fin de fiesta. En su recorrido, Tientapanza ha estado acompañado por la Agrupación Musical Santísimo Cristo de la Sagrada Columna y Azotes y por los gigantes del Rey y la Reina, y los cabezudos de los ‘malillos’ (un niño y una niña ataviados con un baby azul homenaje a las Escuelas Profesionales de la SA.FA.), el torero, el hombre del saco y la bruja. En los próximos años se añadirán otros cuatro personajes más: el ratoncito Pérez, Chupetes, el toro y el picador con su caballo. cabalgata-tientapanza-05Las nuevas figuras se han realizado en el taller de Rafael González ‘Armenta’, y son un diseño de Fermín Fernández Medina. Están hechas en cartón fallero, encolado, lijado y pintado, y los ropajes que llevarán son fruto de la colaboración de casas comerciales y asociaciones de la ciudad. Estos gigantes y cabezudos se podrán volver a ver el 5 de enero en la Cabalgata de Reyes Magos. Según la Asociación Cultural Tientapanza, los gigantes y cabezudos salieron por las calles de Écija durante muchos años, hasta que a finales de la década de 1950, un incidente luctuoso llevó al Ayuntamiento de la época, propietario de las figuras, a suspender la fiesta y olvidar los muñecos en el cuartel de la Doma, donde se perdieron. En los años ochenta, la banda de tambores y cornetas Civitas Solis Vocabitur Una los recupera, alquilando diferentes personajes, tanto gigantes como cabezudos, en Jerez de la Frontera para sus salidas en las vísperas de la Virgen del Valle, las ferias de mayo y septiembre y en Carnaval.

  • 1