lunes, 22 abril 2019
23:41
, última actualización
Local

Títeres, barro y pintura como terapia mental

Los trabajos manuales creativos ayudan a personas con esquizofrenia o trastorno bipolar a superar su aislamiento

el 05 oct 2009 / 19:20 h.

TAGS:

Campaña sobre a enfermendad mental.

Cuando una enfermedad mental grave, como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, consigue alejar a una persona de la realidad, los trabajos manuales, creativos a la vez que concretos, pueden ayudarle a cerrar esa brecha y recuperar el control de su vida. Quizá lo que estos enfermos expresen en esas obras sirva ahora para que los demás entiendan su dolencia, cómo la sienten, cómo la sufren y cómo tratan de superarla.


Con esa idea se inauguraron ayer dos exposiciones con obras de personas con transtornos mentales, que permanecerán abiertas hasta el sábado 10 de octubre, cuando se celebra el Día Mundial de la Salud Mental.


El patio del Hospital General Virgen del Rocío acoge la primera de ellas, que conmemora los 20 años de la Unidad de Rehabilitación de Salud Mental con una muestra de trabajos de los pacientes con trastornos mentales graves. La ocupación como motor del cambio, compuesta por pinturas, esculturas o bordados, enseña al público cómo entretenerse, expresarse a través del arte o simplemente tener una rutina y objetivos a corto plazo que sirven de estímulo para seguir el tratamiento.


La coordinadora de Salud Mental del hospital, Remedios Dorado, explicó ayer durante la inauguración de la muestra que las terapias que acompañan a la medicación que estos pacientes deben tomar durante toda su vida –el respaldo familiar, la ayuda psicológica, los programas de autoestima y también estas manualidades– “mejoran la adherencia del paciente” al tratamiento con fármacos, es decir, lo animan a seguir tomando las pastillas e inyecciones que necesitan porque les sirven de estímulo y les dan ánimos para salir adelante.


El coordinador de la unidad de Salud Mental, Carlos Cuevas, recordó que esta rehabilitación es tan importante como las otras dos patas del tratamiento de rehabilitación –las medicinas y la ayuda psicológica–, porque permite a estas personas volver a entrenarse en las habilidades sociales que la enfermedad les hace perder, lo que a la larga les impide trabajar e incluso relacionarse con quienes les rodean.


El director gerente del Virgen del Rocío, Francisco Torrubia, asistió al estreno de la muestra, que permanecerá abierta hasta el sábado y que puede visitarse de forma gratuita.


También hasta el sábado, el centro comercial Los Arcos acogerá una exposición con 40 marionetas realizadas por personas con estos trastornos y por sus familiares, que han resultado finalistas del concurso Cómo se expresa la enfermedad mental. Con ellas se realizará una representación diaria de la obra inspirada en el libro Fufú y el abrigo verde, que trata de explicar a los más pequeños qué es la enfermedad mental. Por último, se realizarán tres sesiones diarias para enseñar a los asistentes a fabricar estos guiñoles, a las 13, 17.30 y 19 horas.


En la actividad, inaugurada ayer por el delegado de Salud de la Junta, Francisco Cuberta, ha sido promovida por la Fundación AstraZeneca, que trata de concienciar a la sociedad sobre las características de unas dolencias que afectan a más de un 9% de la población, para destruir mitos que generan un rechazo social que lleva a estos pacientes al aislamiento. También colaboran la asociación Asaenes, la asociación de Bipolares ABBA y la federación de familiares de enfermos mentales Feafes.

  • 1