Deportes

Toca resucitar sin Kanouté

El Sevilla debuta en Liga sin el malí tres días después del chasco europeo y ante el renovado Málaga.

el 27 ago 2011 / 21:02 h.

Desgraciadamente, no es la primera vez en poco tiempo que el Sevilla no tiene otra opción que levantarse después de haber besado la lona tras un fuerte golpe. La situación en la que el equipo debuta hoy en Liga es similar a la del año pasado, cuando visitó al Levante después de caer ante el Braga en la previa de la Champions. Similar, pero muy diferente a tenor del rival. El pasado año, el recién ascendido Levante no fue rival para el equipo que dirigía Álvarez. Una perita en dulce al que se le metieron cuatro para reconciliarse temporalmente con el sevillismo. Hoy, en el debut liguero, los de Marcelino tendrán enfrente a uno de los rivales más temibles de la competición. Al menos, eso sí, el que más expectación ha causado en verano. Un Málaga ultra renovado que aspira a todo y que, a priori, será rival del conjunto nervionense en la recta final de la competición.

Aunque pueda parecer exagerado, no el Sevilla pero sí la credibilidad del proyecto y de Marcelino García Toral se enfrentan casi a una final desde el primer momento. Tras una pretemporada inmaculada, el rigor de los partidos oficiales ha bajado de la nube al sevillismo, que ha visto como la debilidad defensiva sigue lastrando al equipo. El Hannover 96, un equipo peleón pero nada del otro jueves, no lo tuvo demasiado difícil para batir en tres ocasiones el marco que defendía Andrés Palop.

Precisamente, una de las decisiones del entrenador que más expectación ha causado ha sido la referente a la portería. Todo hace indicar que Javi Varas es el portero en el que confía Marcelino para la Liga, pero habrá que comprobar cómo capea el asturiano la polémica que ha generado la alineación de Palop para los partidos de la Europa League, que a la postre resultó relevante.

En la otra zona del campo, la baja de Kanouté y la duda de Negredo pueden desnudar a las primeras de cambio la planificación de la dirección deportiva. A la esperpéntica alineación de Fazio en punta para los últimos minutos del choque del jueves, se le puede sumar la posibilidad de que Marcelino debute en Liga sin arietes. Y Rodri en Barcelona.

Para alivio del técnico, el atacante vallecano ha sido convocado y podrá ser alineado, algo que no podrá hacer el asturiano con Kanouté, que se resintió el viernes de unas molestias en la rodilla y no podrá jugar. El de Mali dejará su puesto al jiennense Manu del Moral, que podrá disputar su primer partido como titular en su nuevo equipo.

También en defensa, las molestias de Spahic, tal y como ocurriera el jueves, darán una nueva oportunidad a Alexis Ruano de formar pareja con Escudé. El malagueño tendrá la enésima ocasión, esta vez ante el equipo en el que se formó, de convencer a la grada del Sánchez Pizjuán. No las tiene todas consigo.

Con todo el orbe futbolístico pendiente del comienzo de la nueva era malaguista, el rival de hoy no es el más indicado para que el Sevilla remonte el vuelo y se congracie con la hinchada nervionense. El Málaga, con mejor o peor plantilla, siempre ha sido un hueso para el Sevilla, y ahora llega con una plantilla con la que opta absolutamente a todo. Incluso a ser rival de los sevillistas en la lucha por las plazas que den acceso a la Champions League.

La mejor noticia es que el exsevillista Baptista, hoy por hoy el eje sobre el que gira el equipo de Pellegrini, no podrá regresar a Nervión al estar lesionado. Pero si a ‘La Bestia' le sustituye Salomón Rondón, delante del venezolano juega un killer como Van Nistelrooy y en los costados están Cazorla y Joaquín, esa ausencia no parece tan relevante.

  • 1