Local

Todas las caras del castillo

La oportunidad de adentrarse en la historia del castillo de Alcalá de Guadaíra está resultando definitiva dada la gran afluencia de público que está teniendo la muestra A través del espejo, donde se refleja la historia del recinto en imágenes desde 1650 a nuestros días.

el 15 sep 2009 / 23:25 h.

TAGS:

La oportunidad de adentrarse en la historia del castillo de Alcalá de Guadaíra está resultando definitiva dada la gran afluencia de público que está teniendo la muestra A través del espejo, donde se refleja la historia del recinto en imágenes desde 1650 a nuestros días.

Todos coinciden en su primera impresión al entrar en la muestra, en el Museo de la Ciudad, en señalar las constantes variaciones experimentadas por el monumento a lo largo de su historia. Ciudadanos como Fina García consideran positiva esta propuesta para que los alcalareños se reúnan con su patrimonio, en muchas ocasiones olvidado o desconocido por la mayoría. "Es maravilloso que hayan expuesto la historia del castillo desconocida para muchos", subraya.

Pero los alcalareños no son los únicos encantados con esta exposición. Dos estudiantes de arqueología llegados de la vecina Mairena del Alcor aplauden la exposición, aunque también matizan: "Esperamos que en el futuro el castillo pueda también recibir visitas". Sus palabras reflejan el sentimiento de muchas personas que esperan que en unos años el castillo recupere toda la majestuosidad que le caracterizó en el pasado y que puede verse en esta exposición.

Un recorrido por esta muestra descubre a los visitantes los acontecimientos que marcaron el devenir del castillo a través de las imágenes que todavía se conservan, tanto dibujos como fotografías y grabados. De hecho, la exposición se inicia con el primer dibujo conservado, que data de 1650, localizado en el archivo de la Casa de Alba, para continuar con las imágenes que reflejan su estado ruinoso, que fue precisamente icono de pintores y fotógrafos entre el XIX y las primeras décadas del XX. Para el arqueólogo Enrique Domínguez "la muestra refleja la historia del castillo que enlaza con la imagen actual de la fortaleza, situada en un espacio sujeto a importantes transformaciones en los últimos años". Explica que estos cambios se combinan con la remodelación del entorno del cerro donde se enclava y con la propia recuperación del monumento, creando a su vez "las nuevas iconografías para visitantes y ciudadanía en general que pueden verse en la muestra".

Recuerda también que el castillo se convirtió en el siglo XIX en un espacio de uso singular, como es el caso de las pruebas de artillería realizadas en 1859 en el lugar, donde todavía se conservan las balas de piedra y metálicas que arrojaron contra el recinto y que destrozaron gran parte del edificio. Es más, algunas de estas balas pueden verse en la exposición estos días.

  • 1