Economía

Todo 2009 en recesión

La recesión se prolongará en España todo este año, en el que la economía caerá el 1,6% y el empleo descenderá el 3,6% (unos 600.000 puestos de trabajo destruidos), a lo que hay que sumar que el país tendrá que soportar un elevado déficit en sus cuentas públicas hasta pasado 2011.

el 15 sep 2009 / 21:17 h.

La recesión se prolongará en España todo este año, en el que la economía caerá el 1,6% y el empleo descenderá el 3,6% (unos 600.000 puestos de trabajo destruidos), a lo que hay que sumar que el país tendrá que soportar un elevado déficit en sus cuentas públicas hasta pasado 2011.

El cada vez mayor deterioro de la economía ha obligado al Gobierno a revisar drásticamente sus previsiones y plasmar así en cifras el reconocimiento de que este año "vamos a vivir los momentos más difíciles de la crisis", en palabras del vicepresidente segundo, Pedro Solbes.

Así, según la revisión del Programa de Estabilidad 2008-2011, aprobada por el Consejo de Ministros, el PIB registrará este año una caída del 1,6%, la primera en 16 años, y el empleo bajará el 3,6%, lo que supone destrucción de 600.000 puestos de trabajo. Se espera para el ejercicio en curso una tasa media de paro del 15,9%, aunque el Gobierno no cree que la cifra de desempleados alcance "en ningún caso" los 4 millones. En 2009 se producirá el mayor déficit del conjunto de las administraciones públicas del periodo revisado por el Gobierno, equivalente al 5,8% del PIB.

Eso sí, el Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero confía en que a final de año se inicie la recuperación económica, con una inflexión a partir del segundo semestre que hará que se siga decreciendo, pero menos, para empezar a contabilizar avances del PIB en 2010.

De esta forma, el ejercicio que viene se vaticina de nuevo un crecimiento del 1,2% -como el que, según el Ejecutivo, cerró 2008- y en 2011 la recuperación se habrá afianzado, con avance del 2,6%.

Este año será de muy malas cifras también para la inversión, que descenderá el 9,3%, y para el consumo de los hogares, que caerá el 3,2%, mientras que sólo el sector exterior aportará la nota positiva al cuadro macroeconómico.

Para Solbes, datos como el de las exportaciones demuestran que, tras el "ajuste" que España deberá afrontar este año, la economía iniciará la recuperación y comenzará a crecer "más equilibradamente", con menos déficit exterior, menor peso de la construcción y una reducción del endeudamiento privado. También es favorable la evolución de la productividad, que se acelerará el 2% en 2009.

No obstante, en el camino a la recuperación habrá que soportar importantes déficit públicos. Así, 2008 cerró con un saldo negativo de las cuentas de las administraciones del 3,4% del PIB, que este año se elevará al 5,8%, y que irá reduciéndose lentamente en los dos próximos ejercicios, hasta el 4,8% en 2010 y el 3,9% en 2011, sin descartar, según Solbes, que se prolongue más allá de estas fechas aunque por debajo del 3%.

El déficit y el deterioro económico provocarán que la deuda pública española vuelva a aumentar y se pueda disparar hasta el 54% del PIB en 2011 desde el 47% previsto para este año. Por ello, Solbes reconoció que las cuentas presentadas harán que la Comisión Europea abra a España un procedimiento por déficit excesivo. No obstante, Solbes espera que a España se le permita este desfase por producirse en medio de una crisis y por ser necesario para impulsar la recuperación.

  • 1