sábado, 23 marzo 2019
15:38
, última actualización
Local

Todo el centro se considera ya zona saturada de ruidos

En el centro de la ciudad hay demasiados bares, o al menos eso es lo que se deduce de la declaración de zona saturada de ruidos para todo el entorno. Esto impide la instalación de nuevos establecimientos de este tipo en todas las calles del centro por su saturación.

el 15 sep 2009 / 20:58 h.

TAGS:

En el centro de la ciudad hay demasiados bares, o al menos eso es lo que se deduce de la declaración de zona saturada de ruidos para todo el entorno. Esto impide la instalación de nuevos establecimientos de este tipo en todas las calles del centro por su saturación.

La actualización de la norma lo prohíbe expresamente y afecta a todo el casco antiguo, además de a otras calles en distintos barrios. Concretamente esta normativa divide la ciudad en siete zonas saturadas de ruido. El objetivo no es otro que el de lograr una mejor calidad de vida para los vecinos.

La prohibición afecta a 10 calles en el sector de Paraíso que es donde se concentra la movida, a 18 de los alrededores de la plaza de Don Paulino, a Gravina y a las avenidas de la Constitución, Santa Lucía, Escultora la Roldana y Beca. Se trata de las vías donde tradicionalmente abundan los comercios y sobre todos los bares.

El problema es que la prohibición es para instalar nuevos bares así que son muchos los que se ven obligados a comprar la licencia a precios desorbitados. De hecho, el traspaso de una licencia en estos puntos puede alcanzar los 90.000 euros, a los que hay que sumar el alquiler del local que suele estar en torno a unos 1.200 al mes.

Eso sí, si el bar permanece cerrado más de seis meses no podrá volver a abrirse y todos los que están instalados deberán tener la correspondiente certificación de que cumplen con las normas de aislamiento sonoro para no molestar a los vecinos.

  • 1