martes, 19 marzo 2019
17:39
, última actualización
Local

«Todo lo que se diga ahora de las otras líneas del Metro es hablar por hablar»

el 15 sep 2009 / 17:26 h.

TAGS:

Luis García Garrido combina la chispa gaditana con un talante reservado, extremadamente cauto y humilde. Sólo su anillo de oro, con el que suele jugar entre frase y frase, rompe el gris que impera en

su imagen. Llegó en 1985 para quedarse nueve meses en Sevilla, pero su trabajo lo ha llevado hasta el

sillón de consejero de Obras Públicas. Se entusiasma al recorre de memoria el mapa de Andalucía, tanto o más como al recordar sus primeros pasos en la vela ligera, allá donde están sus raíces, en Sanlúcar de Barrameda.

-Saltando a tierra firme y, en concreto, a las obras del Metro, ¿estará todo listo para el 20 de diciembre?

-Salvo que surjan inconvenientes, porque estamos hablando del subsuelo de Sevilla, la concesionaria

nos ha dado esa fecha.

-¿Significa eso que es la fecha fija?

-Pues sí, salvo inconvenientes.

-¿Van bien las obras?

-Hay dos asuntos a resolver: San Bernardo y Puerta de Jerez. Es una zona preocupante porque a la profundidad a la que estamos trabajando pueden surgir problemas con el agua.Hoy no me han pasado aún los datos del día, me informan de las cosas chungaletas. Hasta ahora no hay grandes líos, porque algunas filtraciones de agua siempre hay. Estando a 23 o 25 metros y con un nivel freático tan alto, la presión es tremenda.

-¿Para cuándo harán pruebas con los trenes en estas zonas?

-Sé que hay un calendario, pero no lo conozco a ese nivel de detalle. Tienen que hacerlo, al igual que se llevarán vehículos al Aljarafe para empezar a probarlos allí. El resto del trazado está resuelto. Siempre hay que ser cauteloso, pero no hay motivos para decir que no estará para la fecha comprometida. Aunque eso no impide que mañana haya un lío.

-¿Qué efectos cree que puede tener en la población la puesta en marcha del Metro?

-Es una obra que va a cambiar los hábitos. Va amodificar los movimientos de los ciudadanos en el

área metropolitana, con rapidez, seguridad y a un precio competitivo. Va a vertebrar la ciudad y

tiene vocación metropolitana. Bajará la presión sobre las carreteras. Queremos que un millón de

personas cojan todos los días el transporte público en Andalucía y que 300.000 dejen el coche diariamente. Y va a cambiar las relaciones personales, sociales, el Aljarafe no estará en el Aljarafe, sino

a unos minutos. La familia que tiene que bajar a recoger o llevar al niño, para ir al cine? Todo estará

más cerca.

-Ha dicho que el precio del billete será competitivo, ¿cuánto costará?

-Competitivo en comparación con el vehículo privado. Estamos trabajando en eso.

-¿Cuándo se sabrá? Estamos a dos meses del estreno.

-En días, un par de semanas.

-¿Estará en la horquilla entre el 1,20 y el 1,50? ¿Más cerca del 1,20 que del 1,50?

-No te puedo decir mucho. Está en la cocina. Necesitamos buscar la viabilidad económica y hacer números.

-¿Habrá zonas tarifarias?

-Probablemente.

-¿Tres?

-Puede que sí. Se está valorando. (Sonríe) Me estás apretando y no te puedo decir más. Trabajamos con zonas, tiempo de recorridos, distancias? El precedente son los autobuses metropolitanos por coronas.

-Usted ha sido viceconsejero durante ocho años, así que ha seguido la historia de la obra delMetro,

¿qué cree que ha sido lo más complicado?

-El subsuelo, era el gran desconocido. Se ha hecho una aplicación de la tecnología al suelo que ha sido específica. Hubo ensayos y errores por parte de la constructora. En República Argentina se vivió una situación muy compleja porque hubo que aguantar una avalancha de agua que no era habitual. Luego, reforzar la seguridad también fue complejo: la losa en la dársena, el nuevo puente de San Juan, el incidente de la viga? Es, sin duda alguna, la obra de transporte metropolitanomás importante de la historia de Andalucía, es un obrón. Habrá que contarlo poco a poco, pero creo que es un ejemplo para la ingeniería que muchos tendrán que estudiar.

-Si volviera a empezar la obra ¿qué cambiaría?No parece muy acertado haber empezado por Los Remedios.

-Una cosa es aprender y otra darle vueltas a la moviola. Destacaría en positivo la colaboración porque es una obra molesta y, como decíamos en la casa, es una obra que está puesta en el escaparate. La primera vez que apareció un buzo en República Argentina lo vieron los vecinos y bueno... (Se ríe). Espero que termine sin accidentes graves, porque hasta ahora no han sucedido.

-¿Cuánto costará finalmente la línea 1?

-No se sabe aún porque tenemos que resolver los últimos asuntos de la obra. Una concesión tiene riesgos para los empresarios y la administración debemantener el equilibrio.

-Mirando al futuro, ¿qué trazados se barajan para las líneas 2, 3 y 4? ¿Cómo va la redacción

de los proyectos?

-Las empresas nos dirán qué aconsejan, si va en superficie o todo soterrado. No hay propuesta formal.

Todo lo que sea hablar de esto antes de que estén los proyectos es hablar por hablar. Por ejemplo, la

línea que cruce el centro de la ciudad habrá que ver qué público tendría, a qué altura se tendría que

construir si es soterrada? Es un tema complejo porque no podemos entrar en una dinámica de irnos

a los infiernos, que mientras subes y bajas quizás es preferible ir andando por la calle. A lo mejor no

hay que irse a los infiernos y se puede construir en pantalla.Hasta noviembre del año próximo tienen

para hacer los proyectos. A partir de entonces, veremos.

-La delegada de Obras Públicas, Salud Santana, comentó que la ampliación del tranvía solapa

el Metro y que sería un "despilfarro".

-Creo que no se interpretó bien. Si alguien le pregunta, y no me refiero a la delegada sino conceptualmente, qué le parece hacer una infraestructura sobre la otra, le parecería una tontería. Ahora, con un Metro de ámbito metropolitano y un tranvía urbano, tenemos distintos públicos y estamos

hablando de dos cosas diferentes. Creo que pocos viajeros se montarán en elMetro para ir del Prado a la Puerta de Jerez, pero en el tranvía sí habrá muchos más. Si se hiciera la prolongación del tranvía entre San Bernardo y Santa Justa se superpondrían también dos transportes,Metro y Cercanías, pero el sevillano no se monta en el tren de Renfe para ir de San Bernardo a Santa Justa.

-Entonces, la Junta participará en la ampliación del tranvía.

-Financiaremos las obras de transporte público que signifiquen manifiestamente la retirada de vehículos privados de la calle. Apoyamos que se haga unaapuesta por el transporte público como se ha hecho en San Fernando o Avenida, y no estoy diciendo que la conexión entre el Prado y San Bernardo se tenga

que peatonalizar, pero que sea una apuesta por el transporte público, eficaz y rápido.

-¿Ha habido ya contactos con el Ayuntamiento para acordar la financiación de algunos

tramos de la SE-35?

-No. Ese es un tema que el Ayuntamiento ha lanzado, pero que no hemos concretado.

-¿Cree que la Cartuja es un buen sitio para un rascacielos?

-(Entre risas) Sólo te podría dar mi opinión personal. Te lo contesto cuando no estés trabajando.

-¿Y la mezquita junto al parque tecnológico Cartuja 93? Los suelos son de la Junta.

-Son de la empresa del suelo. No me puedo entrometer en cuestiones de otro departamento. Lo que sí parece obvio es que si en la ciudad hay un grupo de ciudadanos que profesan esta religión tienen derecho a tener su propio templo. Hay que facilitárselo. ¿Dónde? Eso ya forma parte del desarrollo urbanístico de una ciudad. Es un equipamiento como otro cualquiera.

-Hablemos ahora del resto de Andalucía. Con el sector de la construcción en crisis, ¿invertir en infraestructuras es una salida viable para los empresarios?

  • 1