Local

Todo por unas migas

Miles de personas acudieron ayer a la décima edición de Aquí hay miga gratis, la tradicional degustación gratuita de migas que organizan la Hermandad del Santo Entierro y el Ayuntamiento de Lora del Río. De nuevo se batió el récord de España con la elaboración de 1.600 kilos de este rico plato.

el 14 sep 2009 / 23:18 h.

TAGS:

Miles de personas acudieron ayer a la décima edición de Aquí hay miga gratis, la tradicional degustación gratuita de migas que organizan la Hermandad del Santo Entierro y el Ayuntamiento de Lora del Río. De nuevo se batió el récord de España con la elaboración de 1.600 kilos de este rico plato.

La cita era en la Alameda del Río, concretamente en las instalaciones de la caseta municipal. La jornada contó con un espléndido sol para iluminar un acontecimiento que cumplía nada menos, que una década. Junto a la Hermandad del Santo Entierro, 130 voluntarios trabajaron a destajo y de manera desinteresada para que todo estuviera a punto al mediodía.

Varios autobuses procedentes de diferentes puntos de la geografía española y decenas de vehículos particulares transportaron hasta el pueblo a los miles de asistentes que esperaron en fila para degustar un plato que relucía como el oro.

En total fueron 1.600 kilos de pan, aceite, panceta de cerdo, agua caliente, sal y ajos los que tuvieron que reunir los organizadores para que el nombre de Lora del Río pueda llegar un año más hasta los lugares más insospechados y también para que cada Sábado Santo los loreños puedan disfrutar de su procesión. Una sartén de seis metros, peroles para freír los ajos, varios fogones y paletas especiales para la ocasión lo hicieron posible.

El hermano mayor del Santo Entierro, Manuel Corona, explicó que "se ha vuelto a conseguir que la espera por un plato no sea demasiado larga". Para ello, tuvieron que lograr servir nada más y nada menos que unos 50 platos de migas por minuto.

Hasta el recinto ferial se acercó también el alcalde de Lora del Río, Francisco Javier Reinoso (PSOE), junto a una representación de la corporación municipal.

Esta degustación, que comenzó como una actividad más para la recaudación de fondos de la hermandad, se ha convertido ya en toda una tradición.

  • 1