Local

Todo sigue igual

el 05 mar 2012 / 08:33 h.

TAGS:

Conozco cómo sabe moverse el Sevilla FC, en concreto sus departamentos especializados, cuando hay que movilizar a sus aficionados en momentos importantes para la marcha de su equipo. Llenar el campo a esa hora tan intempestiva que es las diez de la noche tiene mérito. Más si el equipo no está respondiendo a las expectativas y no digamos comparando las clasificaciones de temporadas anteriores.

Sobresaliente en marketing. En fútbol por muchos departamentos importantes que haya y que pueden servir magníficamente a la sociedad que representan, de nada valen si el equipo y los futbolistas que lo integran no son capaces de ganar partidos. El Sevilla de Marcelino fue un mar de dudas y el de Míchel genera más ilusión por cómo se desenvuelve su entrenador ante los medios y su carisma que por su fútbol. Hasta ahora ha conocido los tres signos que se pueden alcanzar en un partido de fútbol: derrota (R. Sociedad), victoria (Osasuna y Valencia) y empate (Atlético). Por ello, nadie debería tirar esas campanas al vuelo. Las trayectorias de entrenadores y futbolistas deben medirse, como a los estudiantes, al final del curso.

Incógnita. El partido del sábado tuvo de todo. Una floja primera parte en la que los de Simeone fueron mejores y se adelantaron en el marcador y una segunda en la que la superioridad del Sevilla debió conducirle a la victoria. El fútbol es veleidoso a la hora de repartir justicia y no siempre gana el mejor. Al menos, el que uno o bien cree o desea. El Sevilla deja de nuevo su futuro en una incógnita. Míchel asegura que tirará hacia arriba. Confiemos.

Los aficionados en su inmensa mayoría siguen dudando. Son dos formas de ver la botella. Medio vacía para los sevillistas que quieren ver cuanto antes en los puestos europeos a su equipo y por ahora no lo está; y medio llena para el entrenador, que quiere que su tropa tenga su confianza para los duros partidos que se le avecinan.

Vienen en el horizonte dos partidos cruciales. Seis puntos que tendrá el Sevilla que ganar a toda costa para que no se hagan inalcanzables las diferencias. Gijón fuera y Barcelona dentro. Todos ven fuera de Europa a Levante, Osasuna y Rayo, yo también. Por ahora la clasificación dice lo contrario. Valencia, Málaga, Athletic, Atlético y Sevilla están en la pugna. Esperemos que caigan los tres aludidos y quede una plaza europea producto de la final de la Copa. Seamos realistas.

  • 1