Local

Todo un partido bajo la sombra de la duda

El PP está viviendo una de sus semanas más duras -y ya es la tercera- desde que el juez Baltasar Garzón destapó la trama de corrupción que implica a varios dirigentes y ex dirigentes populares. El último en verse involucrado es el valenciano Francisco Camps.

el 15 sep 2009 / 23:01 h.

TAGS:

El PP está viviendo una de sus semanas más duras -y ya es la tercera- desde que el juez Baltasar Garzón destapó la trama de corrupción que implica a varios dirigentes y ex dirigentes populares. El último en verse involucrado es el valenciano Francisco Camps.

La portada del diario El País del pasado jueves en donde la Fiscalía Anticorrupción implicaba al presidente de la Generalitat valenciana a raíz de unas supuestas grabaciones a una imputada en la red corrupta de Francisco Correa y que aludía al pago de 30.000 euros en trajes para Francisco Camps sacudió los cimientos del Partido Popular.

El afectado, que aún desconoce si está imputado o no en el caso Gürtel, es uno de los hombres fuertes de Génova, su reputación va unida a la del PP. Y pese a que aquella misma mañana desmintió "de pleno" las informaciones publicadas e incluso recibió el respaldo del presidente del partido, Mariano Rajoy; la duda ya estaba sembrada, sobre todo, con todos lo que sí estaban implicados e imputados antes que él.

Justo 10 días antes en Madrid habían tenido que dimitir el consejero de Deportes de la Comunidad madrileña, Alberto López Viejo, y al que fuentes de la investigación atribuyen un papel "central" en la trama; el gerente del Mercado Puerta de Toledo y ex alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega; y el ex alcalde de Boadilla Arturo González Panero, éste tras varios intentos y después de desdecir a Rajoy acerca de su marcha. Todas estas dimisiones perjudican a Esperanza Aguirre que además de presidenta de la Comunidad de Madrid, donde hay abierta una comisión de investigación por un caso de espionaje interno, dirige el PP madrileño.

El cerebro de la trama, Francisco Correa, implica también en las cintas en poder del juez al portavoz de Comunicación del PP, Esteban González Pons, según las escuchas a las que tuvo acceso la Cadena SER el jueves: "¡Claro que tú tienes la llave!", interrumpe Álvaro Pérez (otro de los implicados) a Correa durante la conversación. "Claro, yo tengo el contacto -añade Correa- que es el hijo de puta de Esteban [González] Pons, que lo han nombrado conseller de Obras Públicas. ¿Os acordáis que estaba en el Senado? Pues ése".

Bermejo como aliado. En estas semanas, tan solamente el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, le ha dado un poco de aire a los populares al hacerse público que éste y Garzón coincidieron juntos en una cacería en Jaén mientras se investigaba el caso Gürtel. Un encuentro que los populares han utilizado para responsabilizar al titular de Justicia de idear una trama contra "todo el PP". Sin embargo, la estrategia parece tener un efecto limitado.

Un sondeo encargado por El Periódico de Cataluña a la empresa Gabinete de Estudios Sociales y Opinión Pública (GESOP) reveló ayer que los españoles sitúan al presidente del PP, Mariano Rajoy, como el principal perjudicado. La encuesta, que se hizo los días 12 y 13 de febrero a partir de 800 entrevistas telefónicas, asegura que, de los españoles consultados, un 61,5% cree que estos casos afectan básicamente a Rajoy.

  • 1