martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Todos los ediles de Marchena piden a Griñán que no se amplíe el casco histórico

Los grupos municipales acuerdan medidas alternativas para la decisión de la Junta de Andalucía.

el 23 mar 2010 / 20:11 h.

TAGS:

El pleno de Marchena se ha opuesto en bloque a la ampliación.
Todos a una. Los 17 concejales que conforman la Corporación municipal de Marchena asistirán hoy a la sede del Parlamento andaluz, donde siguiendo los acuerdos del pleno y de la junta de portavoces, reclamarán al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que reconsidere la nueva delimitación del conjunto histórico artístico aprobada por el Consejo de Gobierno.


El alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera (PA), informó a Europa Press de que, después de que el pleno acordase interponer un recurso de reposición contra la aprobación de la nueva delimitación del casco histórico marchenero en el seno del Consejo de Gobierno de la Junta, los portavoces de los grupos municipales (PA, PP -que conforman el equipo de gobierno-, PSOE e IU-CA) acordaron poner en marcha otras medidas, como una campaña de información a la ciudadanía, ruedas de prensa o acciones de protestas.

Todas las fuerzas políticas de Marchena rechazan la nueva delimitación del conjunto histórico de este municipio, que amplia a 81,7 hectáreas el perímetro protegido pese a los sucesivos intentos del Gobierno municipal por impedir tal extremo. Así, en torno a las 16.00 horas todos los concejales del Ayuntamiento tienen previsto personarse en el Parlamento "para ver si hay posibilidad" de que Griñán, o en su defecto algún responsable de la Consejería de Cultura, atienda in situ su reclamación.

En el expediente incoado por la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta para la ampliación de la zona protegida del centro de Marchena, que parte de la declaración formalizada en el año 1966, el Ayuntamiento alegó aportando más de 200 páginas de datos, fotografías, planos y documentos basándose en las bases históricas y legales de la trama urbana afectada, dado que el Gobierno municipal reclamaba que se redujese la envergadura del procedimiento.

Cultura, no obstante, entendía en su informe que la declaración del conjunto histórico materializada en 1996, al limitarse al recinto amurallado, no catalogó "otros sectores que tuvieron su origen en el proceso de morfogénesis de la ciudad durante la conformación de los arrabales históricos", ámbitos que hoy día "conservan inalteradas las características tipológicas de la trama urbana y suficientes ejemplos del tipo edificatorio de su arquitectura tradicional".

El mismo escrito señala que en este parcelario de carácter histórico pero "no protegido" en la declaración de 1966, existen "inmuebles de interés histórico, arquitectónico y artístico, destacando las iglesias de San Pedro, San Agustín o la Encarnación, los centros conventuales y un numeroso conjunto de edificios compuestos por diferentes nuestras de arquitectura palaciega".

  • 1