Local

Todos los partidos, excepto el PSOE, condenan a Marruecos

el 17 nov 2010 / 19:22 h.

TAGS:

La activista catalana Isabel Terraza y el mexicano Antonio Velázquez, de la asociación Resistencia Saharaui, a su llegada al aeropuerto de Gran Canaria.

La gestión del conflicto en el Sáhara deja en minoría al PSOE. Todos los grupos del Senado condenaron ayer la violación de los derechos humanos por parte de Marruecos en el Sáhara Occidental en una rueda de prensa tras reunirse con el delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyin, en la que no estuvo presente el PSOE.

El senador del PSOE José Carracao y el del PSC Josep María de Puig se reunieron, al igual que otros 11 senadores de todos los grupos parlamentarios, con el representante del Frente Polisario, pero ambos optaron a continuación por no comparecer en la rueda de prensa en la que se condenó la actuación de Marruecos.

La reunión con Bucharaya Beyin fue convocada el martes por la noche a iniciativa de un grupo de senadores ante la imposibilidad de consensuar una declaración institucional de condena por los sucesos del pasado día 8 de noviembre en el campamento de El Aaiún.

El delegado del Frente Polisario denunció que Marruecos esté llevando a cabo en el Sáhara Occidental "una limpieza étnica" y que España "le esté ayudando" al no condenar su actuación. "Que el Gobierno español admita la versión de Marruecos es lo peor que se les puede hacer a los saharauis", manifestó Beyin en alusión a las declaraciones del vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras el encuentro con el ministro del Interior marroquí, Taib Cherkaui.

Además criticó que "la única fuente" a la que el Gobierno pretende hacer caso sea Marruecos, así como el hecho de que no haya pedido información a los representantes del Frente Polisario ni se haya entrevistado con ellos. "El Gobierno no está ayudando al pueblo saharaui, está dando oxígeno a Marruecos para seguir con su limpieza étnica", concluyó el delegado del Polisario.

Todos los grupos, excepto el PSOE, condenaron a continuación la actuación marroquí en el campamento, la violación de los derechos humanos y la negativa a entrar en el Sáhara Occidental a los periodistas para que informen de lo que está ocurriendo.

El senador del PP Alejandro Muñoz Alonso reconoció que "falta mucha información" pero recalcó que la que existe es "suficiente" para saber que se ha producido "una gravísima violación de los derechos humanos". "No queremos romper el diálogo ni las buenas relaciones con Marruecos pero no vamos tampoco a callarnos ante situaciones como ésta que, realmente, exige una condena", señaló.

Horas después de esta condena, la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, afirmó que su partido "deplora" la violencia vivida en los últimos días en El Aaiún y aseguró que seguirá estando al lado del pueblo saharaui y del Frente Polisario, al que volvió a ofrecer diálogo. Valenciano, en declaraciones a los periodistas en la sede de Ferraz, dijo comprender que "se pueda discrepar" con la posición del Gobierno y del PSOE en torno al conflicto del Sáhara Occidental y lo sucedido en el campamento, pero no con su "voluntad firme, profunda e histórica" para propiciar un acuerdo entre las partes.

Un asunto que hoy volverá a abordar la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, quien comparece en el Congreso para informar sobre los incidentes ocurridos en dicho campamento saharaui. La titular de Exteriores comparece por iniciativa propia y a petición de PP e IU.

De vuelta a casa. Por otra parte, la activista catalana Isabel Terraza y el mexicano Antonio Velázquez, de la asociación Resistencia Saharaui, que llegaron ayer al aeropuerto de Gran Canaria tras ser expulsados del Sáhara por Marruecos, señalaron que han sido testigos de un “genocidio” en El Aaiún. Los dos activistas, que llegaron en el mismo vuelo en el que viajaban los periodistas de Antena 3 igualmente expulsados, solicitaron que se produzca una “urgente intervención” de España y la ONU.

  • 1