Local

Todos los solicitantes entre 22 y 35 años que lleven empadronados siempre en Dos Hermanas tendrán una VPO

Completada la baremación, los aspirantes ya pueden saber en qué promoción les tocará su vivienda protegida.

el 02 jul 2010 / 18:07 h.

TAGS:

Todos los vecinos de Dos Hermanas de entre 22 y 35 años que siempre hayan estado empadronados en el municipio tendrán su VPO en el marco del III Plan de Vivienda, cuya asignación aprobó ayer el gobierno local (PSOE), con lo que el grueso de los aspirantes a las 5.126 viviendas protegidas logrará su objetivo.

De este modo, la baremación está terminada y ya se sabe con claridad dónde le tocará a cada uno la VPO de las tres opciones que habían tenido que poner en su solicitud. La asignación se hace otorgando una puntuación en función de los años de empadronamiento y miembros de la unidad familiar. Con ello, todos los jóvenes entre 22 y 35 años que siempre hayan estado empadronados en Dos Hermanas tendrán una VPO. No significa que “todos los que tengan esa edad tengan una VPO, porque los habrá que se empadronaron con 13 ó 15 años y tendrán menos puntos”, en palabras del portavoz del equipo de gobierno, Agustín Morón. Eso sí, los que lo hicieron al nacer y siguieron sí tienen el máximo.

El cupo más grande de los demandantes era precisamente el de menores de 35 años, con 7.103 para una reserva del 70% de las VPO: 3.588. Queda pues una lista de espera de 2.379 personas, que sí cumplen con el requisito principal, cobrar al menos el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem). Hay que sumarles las 1.576 personas que están por debajo de esos ingresos.

De este modo si alguno de los agraciados no pudiera costearse su VPO o desistiera, se llamaría a la gente en lista de espera. Se cumple así uno de los deseos del PSOE: que no quedaran VPO vacías. En cuanto al resto de los cupos, donde se incluían mujeres maltratadas, inmigrantes, emigrantes, divorciados, separados, familias numerosas y personas con discapacidad, entre otros, sí se cubrirán al 100%.

El cuadro adjunto es sólo una referencia, ya que aún se están viendo las reclamaciones, que podrían modificar alguna asignación. “Digamos que no es algo definitivo, pero sí un documento importante, porque no habrá muchas variaciones”, concluyó el edil.

  • 1