Local

Tomares insiste en el teleférico pese a la reticencia de la Junta

Obras Públicas analizará un proyecto en el que ya detectan ciertas deficiencias

el 08 nov 2010 / 12:26 h.

TAGS:

Recreación virtual del teleférico de Tomares.
Más de tres años después de anunciarlo a bombo y platillo, el proyecto del teleférico que conectará Tomares y Sevilla ya está en manos de la Consejería de Obras Públicas, que ahora deberá sopesar si es viable o no. El Ayuntamiento de Tomares, artífice de la idea, lo vendió como "la alternativa" de transporte ante la falta de conexión directa con el Metro, pero la Junta no está por la labor. Aunque se comprometió a analizar el proyecto, ya ha detectado en un primer análisis preliminar que el teleférico tiene "desventajas de funcionalidad, capacidad y con el plan de transporte metropolitano".

El alcalde de Tomares, José Luis Sanz (PP), para dar solidez al proyecto que presentó como su gran baza de las elecciones municipales de 2007, aportó esta vez cifras concretas. El teleférico recorrería 2,6 kilómetros y para ello emplearía un tiempo de seis minutos y 20 segundos.Eso, según el regidor tomareño, reduciría el tráfico en la conexión entre Sevilla y Tomares en 20.000 coches al día. "Los tomareños que van en su vehículo tardan dos horas en su trayecto de ida y vuelta, cuando con el teleférico sólo tardarían 14 minutos", manifestó Sanz.

El recorrido ideado tiene tres paradas y comenzaría en la glorieta El Carmen, situado junto al Gran Casino Aljarafe. Ahí se acometería la obra de soterramiento de un tramo de la vía que conecta con el nudo de la SE-30. Se contempla una parada intermedia en el polígono El Manchón, que facilitará el acceso a la zona comercial de San Juan de Aznalfarache, Camas y Tomares. El teleférico cruzaría el Guadalquivir y contaría con una última parada en la avenida de Blas Infante, con una conexión con el Metro.

El regidor aclaró que en ese último tramo se tomarían cautelas ambientales, incluido rebajar la altura de las torres a 34 metros -el máximo es de 56 metros sobre suelo- y evitar el impacto visual negativo que podría ocasionar.

El problema que planteaba el proyecto antes de la presentación era el dinero para su construcción y el precio del billete. El presupuesto sería de 20 millones, que asumiría la empresa concesionaria, que tardaría un año en ejecutar las obras. Una vez se pusiera en marcha, los cálculos del Consistorio es que se transportaría a 3.000 pasajeros a la hora. El precio del billete sería de 1,5 euros.

Sanz aclaró que insistirán en el teleférico si "no hay fórmulas mejores", es decir, la llegada del Metro. En esa demanda renegó del tranvía del Aljarafe, que pasará por su término, ya que consideró que "va a colapsar el tráfico y dividir el municipio en dos".

El teleférico es, por ahora, sólo una propuesta sobre el papel, ya que necesita del visto bueno de la Consejería de Obras Públicas, que recibió ayer el documento. Pero esa opción se antoja remota, dado que la Junta ya ha detectado "desventajas notables" en un primer análisis preliminar y se inclina por el tranvía, que "es una opción más efectiva". El primer hándicap es que se debería negociar previamente con el Ayuntamiento de Sevilla y el Consorcio de Transportes dado "su carácter metropolitano", según fuentes de la administración andaluza. Además, mantienen sus reservas sobre la capacidad de transportar 3.000 viajeros por hora, ya que harían falta "de 25 a 30 cabinas y no las 18 que hay proyectadas".

La Junta también cuestiona los aspectos económicos, que van de la integración tarifaria con el Metro y la red de autobuses al precio real del billete. "Para que sea rentable para la empresa costaría en torno a cinco euros", señalan, por lo que la obra no sería a coste cero, puesto que "habría que compensar a la concesionaria para que abarate las tarifas".

  • 1