Cultura

Tomás firma el divorcio con Cuvillo

el 23 may 2011 / 20:07 h.

El diestro José Tomás.
-->--> -->

Los cargos.  La noticia ha animado el cotarro y ya es más que sabida en el mundillo de los toros: José Tomás no estoqueará ni un ejemplar de su antigua ganadería talismán, la de los Núñez del Cuvillo, en su medida y aún misteriosa reaparición de 2011. La razón fundamental es que los criadores anhelaban abrir los carteles en los que concursara su vacada sumando otra figura a la siempre atractiva presencia del divino. Resumiendo: querían dejar atrás la fórmula del telonero jurásico por delante y la presencia de un chico escasamente inquietante por detrás para dar paso a un torero que no despilfarrara -¡ay!, las ruinas de Aparicio en la Feria de Abril- la bravura y la calidad de los toros de El Grullo. El resultado ya es sabido. Tomás ha dicho que de otro gallo en el corral, nasty.

Los hechos.  El asunto se enredó en las negociaciones para rubricar el contrato en la plaza de Bayona, uno de los escasos escenarios en los que ya está confirmada su presencia. Los heraldos del evangelista de Galapagar habían pedido una corrida de Cuvillo cumpliendo el guión acostumbrado y aunque la empresa y los ganaderos habían llegado a un acuerdo después de los habituales tiras y aflojas, éste empezó a hacer aguas cuando los criadores pretendieron dar cabida a otro nombre rutilante. Para ello estaban dispuestos a renunciar a una porción de su caché. Así, el cartel ganara en kilates sin meterle la mano en la cartera al empresario Alain Lartigue, que también ha largado lo suyo. Los acontecimientos se desataron después. El propio Tomás bajó del Olimpo y recriminó por vía telefónica las pretensiones de Álvaro Núñez Benjumea negándose en redondo a anunciarse con sus toros sin ninguna posibilidad de dar marcha atrás. Algo parecido había ocurrido anteriormente con otro ganadero de cámara, Victoriano del Río, que fue desposeído del favor tomasista después de filtrar que los hombres del torero se habían interesado por un encierro de su casa destinado a ser lidiado en Madrid. Todo el mundo quieto: el que se mueve no sale en la foto.

Precedentes.  Álvaro Núñez Benjumea ya ha paseado dos ruedos como los de Sevilla y Jerez -aquí se pasó un pelín o dos- de la mano de un recrecido José María Manzanares, que ofició el indulto del famoso Arrojado en la plaza de la Maestranza; cortó un rabo y marcó la diferencia en la Feria del Caballo; y, al alimón con El Juli, levantó el segundo encierro que había reseñado para la isidrada después de fracasar con la primera corrida que embarcó en el campo, indigna de la alcurnia del escenario madrileño. Pero también hay que recordar que el alicantino había dirigido su primer concierto en las Fallas de Valencia, recién reaparecido, con otro toro de Cuvillo en el que falló su proverbial tino con la espada.

Consecuencias.  Joaquín y Álvaro Núñez saben perfectamente lo que se traen entre manos y su visión de futuro es digna de alabanza. Saben que el máximo rendimiento de su vacada tiene que pasar necesariamente por el concurso de toreros como Manzanares, también de El Juli, Morante o el renacido Talavante. El dispendio de bravura en manos de dos diestros mediocres que no inquieten a Tomás ni alteren los presupuestos millonarios de sus contratos empezaba a chirriar e incomodaba a los sectores de la afición menos abducidos por la causa tomasista. Por otro lado, Tomás sabe de sobra que Manzanares es el torero del momento. Cuando volvió en 2007 el mar estaba en calma chicha.

Un Morante profesoral

La lección magistral de Morante de la Puebla, reconvertido en catedrático de Tauromaquia, será uno de los máximos alicientes del II Curso de Tauromaquia para aficionados prácticos que se desarrollará en la plaza de Espartinas entre el 3 y el 5 de junio. El artista cigarrero participará en la inauguración de esta original iniciativa que combina la teoría, el toreo de salón y la práctica delante de las becerras en el tentadero que sirve de clausura de curso. La dirección técnica del ciclo, organizado por Rafael Peralta Revuelta e Ignacio Moreno de Terry, corresponde al diestro retirado Eduardo Dávila Miura.

alvarordelmoral@hotmail.com

  • 1