Tomates maratonianos

La Media Maratón Sevilla-Los Palacios se apunta a promocionar el ‘bombón colorao’ y regala a los corredores un par de tomates de cosecha palaciega

el 17 dic 2014 / 12:00 h.

El maratoniano Rubén Carvajal con los dos tomates de regalo. / Foto: A. R. El maratoniano Rubén Carvajal con los dos tomates de regalo. / Foto: A. R. El Ayuntamiento palaciego no pierde oportunidad de promocionar su producto estrella, su bombón colorao. Conseguida la marca nacional colectiva Tomate de Los Palacios, e incluso un simpático logotipo sonriente que le hace justicia al optimismo de los manchoneros de un pueblo que cosecha cada año seis millones de kilos de este mimado producto de las mejores arenas entre marisma y campiña, este año toca promocionarlo en la fiesta deportiva de más enjundia del municipio: la Media Maratón Sevilla-Los Palacios. Una cita deportiva que este domingo celebra su trigésimosexta edición y que reunirá entre el barrio de Bellavista, como punto de salida, y este municipio del Bajo Guadalquivir a unos 3.500 atletas que cada año destacan de la prueba lo bien que se lo pasan al entrar en meta a pesar del agotamiento. No en vano, prácticamente todo el pueblo se arremolina en la travesía para vitorear a unos corredores que aterrizan en el Bajo Guadalquivir desde diversos puntos del planeta. En los mejores tiempos, cuando los primeros puestos no se pagaban a 1.000 euros –sino a unos sustanciosos 2.500 euros–, fueron célebres los rusos, y sobre todo los keniatas, que corrían por docenas para acaparar los podios de esta prueba. En los últimos años, españoles y marroquíes se disputan los éxitos deportivos. Los portugueses siguen siendo tradición. Todos los participantes, en cualquier caso, partirán con ventaja este año al ser obsequiados con un par de tomates que, en opinión de los palaciegos, no tienen comparación. Que son «los mejores del mundo», como asegura el alcalde palaciego, Juan Manuel Valle, y el presidente de la cooperativa Las Nieves, Antonio Escalera, certifica el Récord Guiness de la mayor fritada de tomates que consiguió el municipio hace año y medio, cuando el tribunal londinense dio fe de ello al pesar un perol con 2.662 kilos de los que al rato no quedó ni pizca para mojar pan. Los atletas del domingo tendrán que visitar obligatoriamente la tercera feria temática del deporte que el Consistorio ha organizado en el pabellón cubierto José Moral a partir de mañana. Y allí recogerán no solamente su dorsal, sino también una fiambrera con dos hermosos tomates del pueblo que, según sostiene entre risas Rubén Carvajal González –palaciego que participará por tercer año consecutivo-, «nos aumentará el rendimiento seguro». Este joven maratoniano asegura que tanto su hermano Manuel como él están «muy ilusionados en correr la Media» de su pueblo, «porque sencillamente es una fiesta que nadie debería perderse». Y es que, para el joven, «el ambiente que se vive aquí no se vive en ningún sitio, y eso que yo he corrido en muchas pruebas».  Unos lo llaman verdura; otros, fruta. Pero todos están de acuerdo en sus propiedades antioxidantes y anticancerígenas. El tomate parece prevenirlo todo: el cáncer de próstata, la hipertensión arterial, la retención de líquidos o el colesterol. Este domingo fomentará la salud y el bienestar de 3.500 deportistas que no se pierden correr en el pueblo del tomate por antonomasia. Cuando lleguen a meta, con 7.000 tomates en sus músculos, es probable que pidan más. Lo del tomate palaciego es, sin duda, una carrera de fondo. La media maratón ese suma a otros eventos como las jornadas técnica que se organizaron a finales de octubre para mejorar las técnicas de producción e ir en paralelo a las nuevas herramientas, así como a la instauración oficial del Día del Tomate. ~

  • 1