Torería y tapas en Triana

El Corralón (Triana). Elegancia castiza en un bar pulcro, acogedor y con buena terraza.

el 05 sep 2014 / 12:30 h.

Terraza del bar El Corralón, en pleno corazón de Triana. / FOTOS: J.C. Terraza del bar El Corralón, en pleno corazón de Triana. / FOTOS: J.C. Seguro que Luis Doblado es de los que están encantados con la peatonalización de la calle San Jacinto, desde que el Ayuntamiento decidió que para ir en coche desde el cruce de Pagés del Corro al puente, unos 100 metros, hay que dar una vuelta por la calle Antillano Campos, por donde apenas entra un coche, las terrazas de bares han florecido en el tramo peatonalizado, aunque se hayan perdido negocios tradicionales, dejando paso a franquicias de helados y otras cositas de comer. No sé cuánto pagará cada negocio de tasa por cada velador, pero seguro que es más rentable que tener aceras y asfalto. En fin, hablemos de El Corralón, su buena terraza, su buena barra y el gusto, clásico sevillano podríamos decir, con que está puesto, claro que si es usted antitaurino mejor se queda fuera, un capote, fotos de maestros del estoque y, estamos en Triana, macetas y platos de cerámica. Hasta el camarero que atiende la barra está en el tipo, patillas de alguacilillo antiguo y mandil largo. Hay cámara de barriles para tirar buena Cruzcampo fría, con y sin, pero también se ofrecen vinos de buen porte para acompañar las tapas, como un más que decente Viña Pomal, tinto de Rioja clásico entre los clásicos, no faltando los generosos andaluces y algunos blancos de la tierra aljarafeña. La carta es suficientemente larga y completa para entretenerse un buen rato eligiendo qué probar. Desde marzo de 2013 en que se abrió el negocio, el afán es presentar una nómina de tapas de corte tradicional donde se permiten algún pinito creativo. En breve, nada más que afloje una mijita la calor, van a entrar en la plantilla guisos caseros que se mantendrán junto a cosas tan sevillanas como el pescado frito, aunque también quieren ir innovando en otras propuestas. Milhojas de foie (izda.) y Taquitos de salmón. Milhojas de foie (izda.) y Taquitos de salmón. La carta ofrece tapas y platos, con chacinas y quesos en un primer bloque donde ya se da alguna pincelada diferente que muestra las ganas de la casa por ofrecer alternativas, como su queso Abuelo Apolonio con mermelada de violetas (2,80/9,00 euros) y la carne mechada al tomillo (2,50/7,00 euros). Luego los entrantes fríos, con recetas imprescindibles en una carta clásica sevillana como la Ensaladilla (2,00 euros), y otras como las papas aliñás al estilo de Bajo de Guía (2,50/5,00 euros), las huevas con mahonesa (2,80/7,00 euros) o una milhoja de foie (3,00 euros), potente de sabor, que lleva queso de cabra y tomate natural. Hay tostones y montaditos, pescados fritos, con la grata sorpresa de encontrar pavías de bacalao (2,50/7,00 euros), tortillitas de camarones (2,50/7,00 euros) y langostinos con gabardina (2,50/7,00 euros), también revueltos y carnes, como una magnífica presa ibérica (2,80/10,00 euros) con gran punto de sal y acompañamiento de buenas patatas fritas caseras. Postre aparte, hay un último bloque en la carta que son las sugerencias de nuestra cocina, tapas especiales donde se muestra la mayor creatividad del negocio, como el nido de pulpo (6,00 euros), cestillo de pan de arroz donde viene el pulpo con un fondo de crema de patatas, mozarella, con un puntito de pimentón picante, un bocado verdaderamente sabroso. Fuera de carta probamos unos irrelevantes taquitos de salmón con una mahonesa con toque de hierbas y un voulavent de hojaldre con bacalao y gambas y aroma de pimiento de piquillo, sabores clásicos en una elaboración más trabajada, muy gustoso, con la crema clásica del estilo afrancesado de los 80 y 90. Buen cestillo de pan para empujar, donde no falta la Regañá Don Pelayo de Sanlúcar La Mayor. Sentado en la terraza de El Corralón pensaba en un negocio vecino que ya no está, aquella bodeguita de los dos hermanos que ponían lo más grande de marisco y buena cerveza, y miraba para la ahora oscura y cerrada confitería Filella, otros tiempos. Nos conformamos con esta buena terraza, con su trajín de ir y venir de gente por San Jacinto y el Altozano y con la amabilidad de Luis Doblado. Nos quedamos con la intriga de saber a qué sabe el helado de sabor Triana, otro día.   LA FICHA:

  • Domicilio: C/ San Jacinto, 5 Local B. 41010 Sevilla.
  • Horario: De 12:00 a 17:00 y de 20:00 a 24:00. Todos los días.
  • Teléfono: 954 34 31 00 / 608 619 402.
  • Propietario: Luis Doblado.
 

  • 1