martes, 13 noviembre 2018
19:30
, última actualización
Local

Torres-Dulce aclara que "no va a haber ninguna negociación" con Urdangarin y su socio

Se estudiaría la conformidad en el momento procesal con "igualdad y  sin trato de favor".

el 03 may 2012 / 19:22 h.

TAGS:

Iñaki Urdangarin, a la salida de los juzgados de Palma.

El Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha aclarado la tarde de este jueves que "no hay ninguna negociación, no va a haber  ninguna negociación y en su momento si las partes ante la calificación del fiscal desean conformarse, hablaremos", en relación  a los aludidos acuerdos de conformidad entre las defensas de Iñaki Urdangarin, duque de Palma, y Diego Torres, implicados en el caso Palma Arena, con la Fiscalía.

En declaraciones a los periodistas antes de ofrecer una  conferencia en Córdoba, Torres-Dulce ha asegurado que "en modo alguno  va a haber trato de favor ni de desfavor", sino, tal y como apunta, "una aplicación estricta de la legalidad". Así, niega que se haya acordado una nueva cita con los abogados de  Urdangarin y Torres, "en absoluto", e insiste en que "el único  objetivo del Ministerio Fiscal es investigar y esclarecer los  delitos, reunir las pruebas que sean necesarias para sí concurren pruebas poder acusar a las personas con las debidas garantías ante un tribunal".

De este modo, ve "prematuro" hablar de conformidades, "que  corresponden a una fase posterior", por tanto hablar de ello "no  tiene ningún sentido" y "tomar una decisión de conformidad en modo  alguno se va a tomar hasta que llegue el momento procesal". De hecho, recuerda que "queda todavía bastante por investigar y  vamos a seguir investigando para esclarecer los hechos estableciendo  las responsabilidades que hubiera lugar, las pruebas de las que  puedan disponer y en el momento procesal, si las partes quieren  establecer conformidad la examinaremos, como en cualquier otro  proceso", todo ello con "respeto, igualdad y sin trato de favor".

En cuanto a los correos electrónicos que aluden al Rey Juan  Carlos, Torres-Dulce argumenta que entran "dentro de las armas de la  defensa, que puede esgrimir en atención a las tesis de su cliente",  algo que califica de "lógico", pero no cree que "deba considerarse  como amenaza, ni que ningún abogado español utilice el proceso para  extorsionar".

  • 1