Local

Torres Hurtado reveló el supuesto espionaje por "no tener importancia"

El ex delegado del Gobierno, José Torres Hurtado, declaró que reveló el presunto espionaje al ex presidente de la Caja San Fernando porque "no le dio importancia" tras saber que no era ETA.

el 14 sep 2009 / 20:30 h.

TAGS:

El ex delegado del Gobierno, José Torres Hurtado, declaró que reveló el presunto espionaje al ex presidente de la Caja San Fernando porque "no le dio importancia" tras saber que no era ETA. Su ex jefe de gabinete dijo que el banquero denunció cuando la Policía había descartado los seguimientos.

El juicio por el presunto espionaje a las cajas sevillanas se reanudó con la declaración como testigo del actual alcalde de Granada y ex delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado (PP), quien aseguró que la información que reveló al periodista de El Mundo Francisco Javier Caraballo en el transcurso de una cena "no tenía importancia porque estaba descartado que fuera la banda terrorista ETA".

El ex delegado del Gobierno reconoció que sabía que Benjumea había contratado un detective -el acusado Joaquín Corpas- y aseguró que no supo nada más del asunto "hasta que vi publicada la noticia en el periódico". No obstante, explicó al juez que el ex presidente de la caja volvió a visitarle para traerle el vídeo que El Mundo usó como prueba para responsabilizar al presidente de la Junta, Manuel Chaves, del presunto espionaje. Sin embargo, no pudo precisar la fecha de entrega, sólo que fue posterior a la publicación de la noticia -el 29 de noviembre de 2001- y que " se quedó en la Delegación porque no le di ninguna importancia".

Por su parte, el ex jefe de gabinete de Torres Hurtado, José Antonio Vidal, puntualizó que "a mediados de octubre, cuando Benjumea puso la denuncia formal en la Policía, los resultados de la investigación eran negativos", descartando así que existiesen los supuestos seguimientos.

Según Vidal, preguntado por la tardanza del banquero en denunciar los hechos, "nada más tener conocimiento de la inquietud de Benjumea se adoptaron medidas, que es al fin y al cabo lo importante, porque la denuncia es un mero trámite formal". No obstante, aclaró que "desde el principio" recomendó que ésta se interpusiera. De igual modo, ambos puntualizaron que en ningún momento Benjumea les dijo que difundieran la información, aunque tampoco se lo prohibió.

Por su parte, Juan Escámez, entonces jefe de escoltas de Chaves y actual alcalde de Sanlúcar la Mayor (PSOE), que según la información fue el encargado de coordinar el espionaje, destacó que hacía 20 años que no veía al supuesto espía Antonio Castellano, pero que le dio una tarjeta de visita con su número de móvil escrito a mano por "su vocación de servicio", al verle preocupado porque los escoltas de Benjumea le habían identificado. Además, aseveró que al ver publicada la noticia con su tarjeta se sintió "utilizado" por Castellano.

En la sesión también declaró José Manuel Benedicto, gerente del club Caja San Fernando, que actuó como intermediario entre Benjumea y Corpas, quien señaló que recibió la cinta en un sobre cerrado cuyo contenido ignoraba y que entregó enseguida al banquero por medio de su chófer.

Por último, Miguel Ángel Pino, ex presidente de la Comisión de Control de la caja, apuntó directamente a un montaje de Benjumea por su enfrentamiento con él por las irregularidades en su gestión al frente de la caja y por incumplir las directrices del Banco de España. Además, le acusó de haber encargado que le espiaran durante todo el año 2001.

En la jornada de hoy, última de esta semana, están citados a declarar Chaves, en calidad de secretario general del PSOE-A; el secretario de organización del partido, Luis Pizarro; dos escoltas de Benjumea y varios policías que investigaron el espionaje.

  • 1