Local

Torrijos renuncia para que sus causas judiciales no lastren "el ascenso" de IU

Sus dos imputaciones pesan en su decisión, que no se formalizará hasta después del debate de presupuestos. El coordinador local, José Manuel García, que defendió su inocencia, es el máximo aspirante a ocupar su puesto

el 22 nov 2013 / 12:04 h.

TAGS:

TORRIJOS DIMITE COMO CONCEJAL DEL AYUNTAMIENTO DE SEVILLAAcuciado por las causas judiciales, los recelos de la dirección regional de su partido –tajante en su negativa a contar con imputados en sus filas– y, por qué no decirlo, unos problemas de salud que no blandió como argumento pero que “también han influido”. Antonio Rodrigo Torrijos dijo basta tras “reflexionar las últimas semanas” y puso fecha de caducidad a su presencia como concejal de IU, sillón que ha ocupado durante más de 10 años cuando llegó de la mano de Paula Garvín en 2003. Una renuncia presentada –y argumentada por él mismo– para que los procesos judiciales en los que se ha visto inmerso no sean un lastre en el ascenso político de su formación. “Aún desde el firme convencimiento de mi inocencia, no cabe la menor duda de que, dada la repercusión y tratamiento de los temas judiciales, puede perjudicar, sin merecerlo ni estar justificado, a la imagen de mi fuerza política y puede debilitarla”, confesó Torrijos, que compareció arropado por su número dos, Josefa Medrano, y el coordinador local de IU, José Manuel García, que es la persona que tiene más papeletas para ocupar su puesto. La decisión de Torrijos, aunque se defiende como “personal” ha sido consultada y pactada con una formación que le había solicitado que se replantease su continuidad, más si cabe cuando ya se sabía que no iba a ser candidato de IU a la Alcaldía en 2015 –por los límites que marcan los estatutos del partido–. Pero en inclinar esa balanza ha pesado más un contexto judicial bastante complejo, en el que Torrijos tendrá que defenderse de dos imputaciones: una por el supuesto desvío de fondos de la Fundación DeSevilla –declaró el pasado lunes por estos hechos– y la que instruye la jueza Alaya por una presunta venta fraudulenta de suelos de Mercasevilla. Una acción de desgaste que, tras consultarlo, sabe que “se estirará el proceso” hasta el punto de poder enmarañar el clima a las puertas de mayo de 2015, fecha de las elecciones locales. Una mala experiencia que IU ya vivió cuando Torrijos fue imputado en dos causas a poco de comenzar la campaña de 2011. No se separó de ese argumento, el de velar por que su partido no se vea salpicado por sus “circunstancias”, pero tampoco dejó de señalar a los que considera los responsables de su situación judicial. Culpó a la derecha, y en concreto al PP, de enhebrar una estrategia de “judicialización de la ciudad” que no sólo se aplica a su persona, sino a otros miembros de su partido. Así, hizo un repaso de denuncias presentadas por el PP que, años después, fueron archivadas causando “un daño político y personal irreparable”. Desde la actual concejal de IU Josefa Medrano hasta el exedil José Manuel Silva, que dimitió asediado por las denuncias, que fueron archivadas. “Ni siquiera se disculparon cuando se le pidió en el Pleno”, recriminó Torrijos. Incluso esta misma semana se ha sumado un nuevo archivo: el de la causa abierta contra Torrijos y el exconcejal Carlos Vázquez por supuestas amenazas a trabajadores de Sevilla Global. “La secuencia es la misma: se interpone una denuncia sobre algo presuntamente escandaloso, y cuando se ha conseguido la condena pública y mediática, la Justicia, que tiene los tiempos, las garantías y el rigor del Estado de derecho, termina quitando la razón a los denunciantes”, recalcó. La renuncia, en todo caso, no será inmediata. Todavía le quedará, al menos, dos meses más de estancia en la bancada de la oposición. No quiere marcharse dejando asuntos a medias y eso pasa, a su juicio, por defender la posición de su grupo en el Pleno cuando se debata la aprobación definitiva de las ordenanzas fiscales y los presupuestos para 2014.“Son temas esenciales para el interés general de la ciudad y desde luego para la gente que representamos”, manifestó Torrijos, que no olvidó que son “asuntos complejos” si no se abordan desde el principio. Se vio en el Pleno pasado, cuando Torrijos sufrió un desvanecimiento justo antes del inicio del debate de las ordenanzas fiscales, que tuvo que afrontar su número dos, Josefa Medrano, sin conocer de manera directa todos los vericuetos. Una vez culminado ese proceso, dará un paso “al lado”, no atrás, ya que su intención pasa sólo por formalizar su renuncia al acta de concejal, no dejar la política. Torrijos continuará trabajando en las tareas orgánicas de la coalición. Una función avalada por el coordinador regional de IU,Antonio Maíllo, que trasladó que quiere contar con él en los órganos y actividades de IU en Andalucía. También se le encomendarán labores en el Grupo Municipal en el Ayuntamiento que, según precisó el coordinador local, José Manuel García, “necesita de su experiencia”. García será la persona que, previsiblemente, ocupe el sillón de Torrijos tras su marcha.Ya no sólo por ser el siguiente en la lista de IU sino porque en los últimos meses ha ejercido de portavoz en la sombra, asumiendo la tarea de Torrijos tanto en las comparecencias públicas como en los encuentros con entidades vecinales. Pese a escenificar ese relevo, García insistió en que en IU no se elige por lista, sino por la decisión de los 34 miembros del Consejo Local –que él coordina–, que designarán en breve el sustituto. Dibujó así la hoja de ruta, aunque focalizó su discurso en defender la inocencia de Torrijos en nombre de la organización y mostrar su disconformidad aunque acatando “la reflexión personal” que motivó su anuncio de dimisión.

  • 1