Economía

Tortilla de patatas francesa

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) advirtió ayer de que la "invasión" de patatas foráneas en nuestro país presiona a la baja los precios en origen, que se sitúan en 0,10 euros por kilogramo, mientras que los costes de producción llegan a 0,18 euros por kilo.

el 16 sep 2009 / 06:08 h.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) advirtió ayer de que la "invasión" de patatas foráneas en nuestro país presiona a la baja los precios en origen, que se sitúan en 0,10 euros por kilogramo, mientras que los costes de producción llegan a 0,18 euros por kilo.

En un comunicado, la organización detalla que en España se consumen cerca de 1,18 millones de toneladas de patata al año, de las cuales 539.186 toneladas proceden de Francia, 83.261, del Reino Unido; 69.229, de los Países Bajos; 19.772, de Israel, y 7.472, de Marruecos.

En concreto, señala que en los últimos diez años las importaciones han pasado de las 550.000 toneladas registradas en el año 2000 a más de 750.000 toneladas en la pasada campaña y asegura que las cadenas de distribución han preferido comprar patata vieja francesa a precio reducido, pero "con una menor calidad".

Además, subraya que el "hundimiento" de precios en el campo no se traslada al consumidor, que paga 0,92 euros por kilogramo, y destaca que de junio de 2008 a junio de 2009, el diferencial entre el precio de origen y el de destino ha pasado del 346% al 1.314%.

En este sentido, la organización considera necesario que se establezca "una política comercial capaz de regular el mercado" para que la cosecha tenga cabida tanto en el mercado interno como en los mercados exteriores, "a unos precios rentables y asequibles tanto para el agricultor como para el consumidor".

Por comunidades, COAG concreta que en Andalucía la producción de patata extratemprana se ha incrementado un 8% mientras que la temprana ha repuntado un 3%. Sin embargo, según señala, las bajas cotizaciones han provocado que entre un 15 y un 20% de la patata se quede en el campo sin recoger.

A nivel estatal, la superficie sembrada asciende a unas 85.600 hectáreas, lo que supone un incremento del 1% respecto al año anterior, de modo que este año se cosecharán más de 2,4 millones de toneladas.

  • 1