Economía

Toxo alerta de una crisis larga pero descarta la huelga general

El secretario general de CCOO asegura que 2010 será «tan duro o más que 2009», aunque resalta la labor social de Zapatero

el 08 oct 2009 / 21:49 h.

Ignacio Fernández Toxo durante la conferencia que pronunció ante casi doscientas personas en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla.

Ni huelga general ni un adelanto de las elecciones. Al secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, no le gustan algunas de las medidas fiscales del Gobierno, pero el que la protección social sea el eje de sus políticas económicas es un aval suficiente para no convocar el paro mientras dure la crisis.

Aunque consideró que "no nos podemos instalar en el pesimismo", el líder sindicalista advirtió de que, en estos momentos, aún no estamos en la senda de la recuperación económica y, de hecho, "2010 será tan duro o más que 2009". A su juicio, no habrá creación neta de empleo hasta que la economía española crezca a unas tasas superiores al 2%, y para alcanzar esos niveles aún queda trecho.

Durante su intervención en Los Diálogos de El Correo de Andalucía, celebrados en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla y con el patrocinio de Cajasol, Toxo explicó que no es lo mismo el ciclo laboral que el económico, el primero avanza menos que el segundo, y además hay que tener en cuenta que España saldrá de esta crisis más tarde que otros países, "y es normal que así sea", al menos hasta que tiren de los vagones las locomotoras europeas, Alemania y Francia. A 2010 llegaremos, por tanto, con gran debilidad, reconoció.

Aun así, y con una rotundidad que en este asunto hasta ahora no había revelado, anunció que dure lo que dure la crisis económica, el sindicato no convocará una huelga general. "No está en nuestro calendario, porque en tanto se mantenga esta difícil situación, flaco favor haríamos si sacáramos a la gente a la calle".

Toxo despejaba, así, cualquier duda que existiera al respecto, y argumentó que ese paro masivo supondría que los sindicatos le hicieran el trabajo "a alguien", en velada referencia a organizaciones políticas y empresariales que les estarían instigando para que planten cara el Gobierno en protesta por la coyuntura económica actual y lo que ellas al menos entienden como una deficiente respuesta para solucionarla.

Cuatro huelgas generales ha habido en nuestra Democracia, tres contra los gobiernos del PSOE, una con el PP, pero siempre, aclaró Toxo, cuando estaban en peligro los derechos de los trabajadores y la protección social, y ése ahora no es el caso. Entonces fueron "reactivas", actualmente no hacen falta.

Es más, ante un foro de casi doscientas personas, el dirigente sindical aseguró estar "satisfecho en parte" por la labor del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, en especial porque había cumplido su compromiso de que, en esta crisis, priman las personas, la protección social.

Desechó, por ende, la sugerencia, lanzada por el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, Juan Ramón Quintás, de que se convoquen elecciones generales anticipadas si Zapatero es incapaz de sacar al país de la crisis, e instó a éste a "no ponerse nervioso". En lo posible, arguyó, las legislaturas hay que completarlas, gobierne el partido que gobierne. Así, unos comicios adelantados, tal y como está el patio de la economía, "sería el peor de los escenarios posibles", sentenció. Opinó, no obstante, que el PP está preparado para gobernar, otra cosa es que no comparta sus objetivos laborales, que tildó de inconcretos.

Eso sí, Ignacio Fernández Toxo lamentó, y con suma franqueza, el recorte que contienen los Presupuestos Generales del Estado para el capítulo de I+D+I. Es una "malísima señal" que se envía a un colectivo -el de los investigadores- "muy sensible", y que podría desembocar en una fuga de cerebros como las que hubo en épocas pasadas. Las restricciones financieras, agregó, no justifican semejante tijeretazo, hay que priorizar y caminar hacia otro patrón de crecimiento económico, y la I+D+I abre la senda.

Si Bruselas exige que el déficit público nacional se encauce para bajar al 3% del PIB en 2012 (estabilidad presupuestaria), este horizonte temporal será "imposible" para España, pues los planes anticrisis y el aumento de las prestaciones sociales "hay que pagarlos", de ahí que los números rojos superarán este año el 10%.

  • 1